lunes, 25 de julio de 2016

Adios con lavanda

Tenía que ser hoy, y no otro día. 

Hoy. 

Ya hace semanas que me baila la decisión. Ya hace semanas que he perdido las ganas y las ideas, que no me gusto cuando me leo, que no hay manera de quitarles de encima el horrible olor a inutilidad que despiden cada una de las frases que emborrono y lanzo al estercolero.

Hoy, además, se me ha ocurrido entrar en el apartado de estadísticas que ofrece Blogspot y he visto que durante esta última semana  más de 2.000 rusos y 1.640 alemanes han leído alguno de mis textos.

Y entonces he pensado, muy digno, ¡Yo no escribo para un robot. ¡Hasta ahí podríamos llegar!

Una escusa como cualquier otra para dejar de publicar entradas durante un largo tiempo. 

No sé hasta cuando. 

Hasta que mis palabras vuelvan a oler bien, si es que alguna vez tuvieron aroma. 

No aspiro a perfumes suntuosos. Solamente a un poco de frescura; una lavanda suave como la que utilizo cada mañana  para sentirme despierto antes de coger el coche y conducir hacia el trabajo.

¡A vuestra salud y hasta pronto !

7 comentarios:

ESTER dijo...

What a pity!!!

This nice guy leaves...

See you soon...


Un beso, Ester

josanpero dijo...

Pues yo te leo y no soy un robot. ¿O sí? A veces pienso que lo soy por mis actos automáticos. Tus textos no lo son en absoluto.
Saludos

Camino a Gaia dijo...

Según las escala todo es inútil y todo es útil. Todos escribimos y vivimos para cambiar el mundo. No porque sea utópico, sino porque es inevitable.

fiorella dijo...

Espero que sigas escribiendo aunque te tomes un tiempo. Salud!!.Un beso

Belén dijo...

Vamos, lo que ocurre es que necesitas vacaciones (como casi todo el mundo, vaya). Descansa y vuelve. Un beso

leolo dijo...

Tu segundo chupito delata la ebriedad de tu decisión. Un beso.

xyz dijo...

FELIZ VERANO!! Te he visto en el Facebook de Paula Luna, se ve que le gustas jajajaj