domingo, 6 de septiembre de 2009

El Pastor


El Pastor jamás ha concedido una entrevista. Nadie sabe qué aspecto tiene. No hay fotografías, ni imágenes, y tampoco documento sonoro alguno que permita intuir, por su timbre de voz, si es honrado, malvado, pervertido, o una hermanita de la caridad. Sin embrago El Pastor es poderoso, muy poderoso. El Pastor controla la mayor agencia de comunicación del planeta. En su cartera palpita, sosegada, la confianza de las más grandes corporaciones empresariales y las estrategias a corto, medio y largo plazo de los 10 países más ricos del mundo. Para trabajar con El Pastor, para contar con sus servicios, es necesario presentar previamente credenciales fiables que permitan asegurar altos rendimientos después de poner en parcha el plan adecuado. Si no es así, El Pastor no mueve un dedo, porque El Pastor basa su prestigio en la eficacia de su método, en su profesionalidad contrastada a través de los años, gracias a los centenares de proyectos que ha desarrollado en muy diversos ámbitos.

Se podría decir que la de El Pastor es una de las primeras empresas de la Historia. El trabajo más conocido, por el que adquirió fama y notoriedad, se realizó para el medio rural, auque el valor de su metodología se remonta en los siglos. Fue El Pastor quien tuvo la sagacidad para identificar el provecho que podía sacarse de un método milenario. Se podría decir, en lenguaje de hoy, que El Pastor fue un emprendedor inteligente que creyó en una idea y que la supo desarrollar hasta hacerla universal, porque cada vez que El Pastor finalizaba un proyecto con éxito, el valor de su marca se multiplicaba exponencialmente hasta lograr un posicionamiento global, consiguiendo así el monopolio casi total del mercado. Algunos aficionados han intentado copiarle con descaro. Otros, sin medios para contratarle, han imitado su método, pero los resultados han sido nefastos. El Pastor es único, y el mundo lo sabe.

Debido a su celebridad, puede que parezca vano recordar algunas de sus más sonadas campañas, pero a la vista del éxito del último encargo bien vale la pena mencionarlas. Osama Bin Laden es un genuino producto de la factoria El Pastor. Gracias a su creación, una ola de miedo sin precedentes, con la consecuente pérdida de los derechos de la personas, asola el mundo desde hace unos años. Osama permitió a varios gobiernos hacer lo que más les conviniese, sin dar explicaciones, y algunas grandes empresas del sector energético y de la guerra, en colaboración con estos gobiernos, han visto con gran satisfacción como ha incrementado, de forma vertiginosa, la cuenta de resultados. Para esta importante campaña El Pastor utilizó ingeniosos agentes creativos con un perfil adaptado a los intereses de cada zona. Alguno de ellos no dio la talla, como por ejemplo el conocido José MªAznar, que fue despedido junto con todo su equipo por creerse mejor que el mismísimo El Pastor.

Ahora El Pastor se encuentra de nuevo en su salsa, enfrascado en una nueva aventura empresarial. Dos grandes corporaciones, una de ellas farmacéutica y la otra del sector de la alimentación, han unido esfuerzos para poder lanzar una campaña conjunta bajo la batuta del gran El Pastor. La empresa farmacéutica es de origen suizo y se llama Roche; la alimentaria es Smithfield Foods, una de las más importantes productoras de carne que, por cierto, controla el 24% del capital de la española Campofrío. El Pastor recibe el encargo de ponerse manos a la obra cuando, cerca de La Gloria, un pueblecito mexicano de no más de 3000 habitantes, se detecta el foco de una extraña mutación del virus de la gripe. En La Gloria más de un millón de cerdos, propiedad de Smithfiel Foods, se hacinan sin ningún control sanitario ni mediomabiental y varios estudios avalados por universidades señalan el origen de esta mutación en la deficiente salubridad con que se cría a los animales y en el nulo control medioambiental que se ejerce sobre los purines. Durante años, y desde que se ubicaron las más de 200 granjas de cerdos en esta villa, sus vecinos ya venían desarrollando extraños accesos de tos, raras neumonías y anómalas fiebres. El nuevo virus, nacido de la cría industrial y descontrolada de cerdos, al igual que el que origina la gripe estacional común, es muy contagioso y en seguida se expande por todos los rincones del mundo. Todos los medios de comunicación , siguiendo la lógica del origen, nombran a la enfermedad como la nueva gripe porcina, y con este nombre se da a conocer globalmente. Para entonces, El Pastor ya había concebido un plan magistral que tardaría poco más de una semana en poner en marcha. El Pastor presentó su plan creativo a las dos multinacionales dividido en dos fases. En primer lugar era prioritario cambiar el nombre de la enfermedad por otro más fácil de nombrar pero, sobre todo, por otro que hiciese olvidar cualquier relación del virus con el sabroso animal. La facturación de embutidos y productos cárnicos procedentes del cerdo estaba en juego. Inicialmente se ensayó una terminología científica, pero no cuajó por ser demasiado compleja y difícil de pronunciar. Así es que El Pastor resolvió el reto con el abecedario, con la universal primera letra A, de la que hasta los analfabetos saben de su existencia, perfecta para que periodistas del mundo entero escriban titulares cortos, efectivos y brillantes. Ni qué decir tienen que el primer paso de la campaña fue todo un éxito. Ya nadie nombra como porcina a la nueva gripe. El Pastor, consiguió, además, lo más importante: desprestigiar y marginar a los pocos que se empeñan en seguir nombrando a la enfermedad en función de su origen, los cuales, en consecuencia, son tachados de irresponsables, malnacidos, demagogos y creenfastasmas.

La segunda parte se ha revelado como un golpe maestro. El Pastor explicó a los responsables de Roche que se veía capaz de sembrar una alarma mundial introduciendo a nivel universal el terrorífico término de pandemia, y que se veía capaz también de colocar en los despachos ministeriales de todos los gobiernos del mundo unas previsones de mortalidad a causa del nuevo virus porcino capaces de derrumbar cualquier atisbo de optimismo o de estado de gracia electoral. Los resultados han sido asombrosos. Mientras todas las empresas de occidente miran la línea gráfica de su facturación hacia abajo, los pedidos de Tamiflu, el medicamento que cura la gripe porcina, se han disparado y las acciones de la empresa se cotizan a precio de oro. Cada vez que una persona muere de gripe porcina, el deceso y la historia del difunto aparecen en todos los medios de comunicación. Lo gracioso, lo realmente meritorio de la campaña orquestada por El Pastor es que la gripe estacional común, la que padecemos tirios y troyanos anualmente, es mucho más mortífera que la porcina. Ahora, por ejemplo, en el hemisferio Austral se vive en pleno invierno, la estación ideal para el virus y, que se sepa, no hay millones de muertos, ni siquiera de afectados por la gripe porcina. !Qué grande es El Pastor! A partir de este año ya no será conocido por su memorable campaña de El Lobo, con la que, por cierto, fundó su empresa. El año 2009 será recordado por el año en que El Pastor cosechó un nuevo éxito global con la campaña llamada El Pastor y el Cerdo. Y curiosamente, aunque todo el mundo sabe cómo acabó la primera, a El Pastor no dejan de proponerle nuevos retos con los que seguir aumentando su gloria y prestigio por los siglos de los siglos.

Vuelvo mañana
Para una información detallada sobre la verdad de la gripe porcina, es muy reveladora la lectura del artículo firmado por Ignacio Ramonet en el número 164 de Junio de 2009 de Le Monde Diplomatique, edición española.

22 comentarios:

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Tengo amigos inteligentes que sostienen que stos virus se fabrican n elaboratorios con propósitos varios. En cuanto a "el Pastor" (algunos los raté en Teruel y en las Bárdenas Reales, hace tiempo), Rosa Chacel dejó escritas unas páginas impagables... ya que Timo, su esposo (Timoteo Pérez Rubio) venía a Madrid desde su Extremadura natal vestido de pana, pero... con un mundo de silencio y ecperiencias propias que le permitieron acceder a... Otra cosa fue lo ocurrido en el 36. Pero Timo fue e verdadero artífice de la salvación y evacuación del Museo del Prado, pese a los sonoros versos albertianos.
¡Ay, qué historia triste!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ana, si tienes oportunidad lee el número 164 de Le Monde Diplomatique. Es un artículo contrastado hasta la coma en el que se desevelan todos los misterios de la enfermedad. Hay una parte dedicada a Rsmsfield y Cheney que es impagable.
¿A qué accedió Tino?
¡salud!

lobolores dijo...

El pastor, aún por conocido mentiroso ¿no debería seguir siendo calificado abiertamente como tal? El pastor fue mentiroso y sigue siendo mentiroso. No se si alguien puede esperar verdad alguna de las múltiples bocas del pastor.

Tal vez, omitir adjetivos por sobreentendidos que sean, es mas peligroso que lo que la corrección política universal sugiere. Evitamos adjetivos que expresan nuestros juicios, ya sea por profilaxis o por huir críticas o respresalias.

Y su perversa ausencia nos puede hacer cómplices.

El Pastor, entre otras cosas, miente. Mintió, miente y sigue mintiendo. Califiquémoslo como tal!

MENTIROSO!

..y así tal vez se nos escapen otros calificativos de nuestro vocabulario, políticamente anquilosado, por poco uso.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

¡Hombre Lobolores! ¡tu por aquí! Claro, hablando de lobos... (muy malo: perdona)
Pues si, es verdad, para qué ponerle paños calientes a las palabras: mentir, mentira, metiroso, falsear, difamar, manipular... ese es el campo semántico en el que se mueve El Pastor, aunque hay que reconocer que es un verdadero artista del eufemismo, de la media verdad. Suyos son los términos "daño colateral", "conflicto", "campo de concentración" "contraespioanaje", "mision de paz" ...
Gracias por tu comentario lobolores

Ramon dijo...

Qué interesante y qué bueno. Buscaré información. En cualquier caso recuerdo muy bien esas oscilaciones iniciales al bautizar la "pandemia". Yo, tomando el modelo de la gripe española del 18 creí que lo apropiado era llamarla gripe mexicana. De hecho se la llamó así al principio para inmediatamente calificarla como A (odio las letras así puestas, el equipo A, mazinguer Z, ya sabes...). Y respecto al tema del negocio de las farmacéuticas, es que no me cabe ninguna duda. No hace mucho, al hilo de varias informaciones aparecidas en prensa, hice uno de esos mailings (¿se llama así?) más que nada para advertir a amigos que se creen a pies juntillas lo de la pandemia. Mi mailing decía así:

Paraules de Juan José Rodríguez Sendín, president del col.legi de metges sobre la grip nova o grip A (les seves paraules són les que van entre cometes):

"El 95% dels afectats passarà la malaltia sense problemes", i per això "no hi ha raó per voler vacunar-se més" que quan hi ha grip comuna. "Amb les dades a la mà" es pot observar que la grip nova està manifestant unes taxes de mortalitat i de complicacions "bastant més lleus i suportables" que les que presenta la grip estacional tots els anys. O sigui, mata més la grip normal que la grip A. Algú està, per tant, interessat en crear una epidèmia de por.

I finalment: "Les epidèmies de por sempre es creen amb algun interès", o econòmic o polític.

Pues eso, se puede decir más alto pero no más claro. Muy interesante tu artículo, Mariano José.

Por cierto , ¿cómo hago para conseguir el artículo de Ramonet?

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Timoteo Pérez Rubio accedió a lo mejor que se ofrecía en la España de la época. Ingresó de becario en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (donde impartía clases Valle-Inclán, teniendo de condiscípulos a Dalí y Alberti y demás), luego anduvo por El Paular (paisajismo) y depués, del 22 al 27, obtuvo una beca en Roma, Su pintura era vanguardista, en la línea de los mejores. LLegó la Guerra Civil. Puso su talento al servicio dela causa popular. Dirigió la evacuación y salvamento de los fondos de El Prado. Vino el exilio, en Brasil: Pintura de sobrevivencia: retrattos de salón y esas cosas. Rosa Chacel, su "esposa", siguió haciendo su obra en total libertad. Pero claro, no la reivindicaron ni las feministas militantes ni las medeas varias. Así le fue, a la pobre.
Por lo demás... sobre el pastor miedoso, me temo que media mucho el horrible cuento aleccionador de "Manolito y el lobo".
Me he pasado la tarde reletendo a Machado pra encontrar una cita. Pero ahora no doy con lo que he leído (y "desechado"), pero que me serviría....
El texto de Argullol de hoy en El País me daría para tres clases....
Continuará!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Gracias por la historia de Timoteo Rubio, Ana: tiempos de héroes de los de verdad, ya olvidados. ¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ramon, Le Monde Diplomatique tiene en su web: http://www.monde-diplomatique.es/ los artículos de números pasados en acceso libre. Hay un buscador muy útil en la parte superior izquierda.
Lo peor de todo es que la población escarmienta y no creerá en una pandemia cuando sea real. Es más, cuando sea real, la comunicación y la información serán ínfimas, y todo será manipulado. Este mes Ramonet escribe sobre las mafias farmacéuticas.
¡Salud! (nunca mejor dicho)

Ramon dijo...

Gracias por la referencia. Cuando he leído lo de monde-diplomatique no he podido evitar lo de meterme con los afrancesados... no veas cómo pasa el tiempo, a ti te lo voy a contar, pero no veas también cómo cuesta desterrar viejos vicios. O era eso o es que estudiaste en un colegio de pago. Porque yo francés no lo hablo.
Vale, son las dos cosas. Afrancesado y en colegio de pago. Pero al menos la página está en español, cosa que agradezco mucho. No sólo eso sino que por esas cosas misteriosas de la técnica pongo monde-diplomatique.es y se me abre directamente la página de Ramonet, sin poner nada más.
Gracias pues por tu extraña eficiencia.

Alan dijo...

Buenas. Yassir me recomendó la lectura de tu blog, es estupendo. Hace tiempo que reflexiono sobre todos estos temas, y por ello he sido tachado frecuentemente de conspiranoico, pero sólo hay que informarse un poco para darse cuenta que nos tienen a todos pillados de los huevos, que el juego está muy bien organizado, y que si te niegas a jugar lo puedes pasar realmente mal.
Seguramente ya conozcas el documental Zeitgeist, si no es así te lo recomiendo efusivamente. Te adjunto un enlace a un backup del documental con subtítulos en castellano: http://www.megaupload.com/?d=D9YT9Z2K
P.D.: Tienes un exquisito estilo literario, nunca te has planteado publicar algún ensayo?
Salud y sigue escribiendo!

Alan Morell

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ramon, son los franceses, los franceses, que nos hicieron a toda la familia unos ilustrados, y que como sabes, luego pagamos con creces, con exilios, y escondiéndonos de todo. Con los curas aprendí a llevarle la contraria a todo el mundo. Lo de Ramonet es porque habitualmente sus artículos abren la portada de Lemondediplo... que para eso es el jefe. ¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

¡Allan!Qué bueno verte por aquí. Sí, he visto el documental y es tremendo. He oido, de todas formas, que está porducido por unos de los grupos de extrema derecha más virulentos y poderosos de los EE.UU con el objetivo de despretigiar un sistema al que consideran demasiado benévolo. Esa información quizá forme parte de la contrainformacion que difuden los que se sienten agraviados con lo que se cuenta. Sea como sea, es digno de ver, desde luego.
Eres muy amable con lo de "exquisito". Puedes leer toda mi obra, está publicada. Lo más fácil de encontrar son mis artículos, que es lo más decente que he escrito. Es curioso pero los releo constantemente y parece que fue ayer, o mejor dicho, parece que es hoy. ¡Salud! y gracias por el comentario

emeygriega dijo...

Bueno, en realidad vine a felicitarte por tu comentario en lo de Ramón. Conforme leía tu opinión, pensaba en mi tío Lorenzo, que hoy tiene 80, y vive la política en su Habana natal con el mismo frenesí que hace 50 años.
Ante el fenómeno cubano, informarse o mejor callar.

saludos!

emeygriega dijo...

Respecto de la fiebre cochina, al día siguiente del primer caso, ya sabíamos que Roche tenía el Tamiflú, que nos quedáramos tranquilos. Qué rápido ¿no?

NENA dijo...

Como siempre, intereses y dinero frente a una enfermedad que no es más peligrosa que la gripe estacional de cada año.
Está muy bien documentarse, escuchar a los científicos y poner en práctica los 4 consejos elementales...pero no dejemos de tocar la realidad! Nos están asustando (o al menos lo intentan)con el detalle puntual de cada muerte que se va produciendo por la gripe A, pero porqué no lo dicen cada año con las muertes de la gripe estacional?.
Esto lo digo con conocimiento de causa, ya que como enferma crónica que soy, en ningún momento mi médico me ha alertado acerca del peligro de esta gripe, y si nunca me he vacunado, porqué ahora? DINERO E INTERESES, he aquí la respuesta.

NENA

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Emeygriega. Sí, sí, Roche tiene respuesta just in time cuando el stock de pastillas empieza a resultar gravoso. A ver cuándo viene la próxima y qué nombre le dan al próximo medicamento salvador

Saluda al tío Lorenzo de mi parte. ¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Nena, subscribo todo lo que dices desde la primera hasta la última letra. ¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

No sé dónde habré oído yo... que “la política en la literatura es como un disparo en un concierto”. Estoy de acuerdo, tu artículo, después de los que había leído anteriormente, me ha sacudido como la sorpresa con la que Haydn despierta a los oyentes de su sinfonía 94. Bien, deseo que esté próximo el día en que cuando El Pastor grite que viene el lobo, en lugar de correr a comprar su Tamiflu, sus embutidos o sus pisos (con los que ata cuellos con una cuerda muy corta), en lugar de encerrarse en las casas acongojados y armados hasta los dientes (con las armas que vende él, claro), los aldeanos nos demos el festín de Babette con las ovejas de El Pastor. Y colorín colorado El Pastor... ¡Salud! Glòria.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Comparto tus deseos Gloria, y más si Babette nos prepara un festin que se parzca al de la película. Lo del disparo me lo guardo: es una frase llena de sentido. ¿no te parece que deberíamos disparar en más conciertos?
No es la primera vez que escribo sobre estos temas aquí. De hecho las primeras entradas, allá por 2007 (¡qué lejos!) estan repletas de mis pataletas, algunas un pelín desafinadas, qué le vamos a hacer...
!Salud!

Anónimo dijo...

Supongo que sí, pero politicastros/as, medios de comunicación, estafadores/as, etc. etc. nos tienen tan cansados, tan aburridos, decepcionados, adormecidos (y tal vez este sea su objetivo)que en la literatura sin disparos una se siente de verdad como en casa... !Y la salud que no falte! G.

Anónimo dijo...

i`m your permanent reader now

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Thanks!!