jueves, 23 de julio de 2015

Mas Romeva



Nadie, que yo sepa, solicitó públicamente a  Artur Mas su  opinión sobre el referéndum griego. De haber existido un periodista con el valor suficiente para interpelarle en este sentido, no es difícil imaginar la mueca de vértigo reprimido ante esta  incomodísima pregunta, pues, en coherencia con los planteamientos políticos, sociales y económicos que defiende él mismo y el partido que lidera,  la respuesta solamente podía estar en la línea de lo expresado por  líder el PP, Mariano Rajoy, y todo el corifeo neoliberal, incluido el PSOE, el PSC y Ciutadans, difundidas urbi et orbi por El Mundo, La Razón, ABC, El País,etc. que, como todo el mundo sabe, son periódicos muy catalanes que defienden la soberanía del pueblo catalán.

Con lo cual, no es nada complicado concluir que los valores democráticos tan y tan cacareados con los que Mas y los independentistas de nuevo cuño se arropan para defender el derecho a decidir, no son más que  herramientas de manipulación masiva con las que construir un artefacto de obsolescencia programada, que sería rediseñado a su tiempo para darnos a todos los catalanes con la misma receta de recortes sociales y de políticas de genuflexión y que  desmantelaría definitivamente el estado del bienestar, aniquilando los derechos sociales conquistados por el pueblo: todos de rodillas  ante los poderes financieros. Esa sería la Cataluña independiente que nos tienen preparada, y no otra. 

Es decir, soberanía respecto a España, pero dependencia absoluta respecto al FMI, al BCE, al guion de relaciones sociales y económicas que establecerá el  futuro tratado de libre comercio (TTIP) con EE.UU (que se fragua alevosamente a  la sombra perversa de unos cuantos despachos)  y  a cualquier otra institución que respalde y defienda los privilegios de los de siempre, ya hablen español, catalán o qatarí. 

Esta cuestión de la hipotética respuesta de Artur Mas a una hipotética pregunta sobre el derecho de los griegos a decidir  creo que hoy es muy pertinente, a pesar de que ya hace días que se produjo el referéndum y de que el desenlace final no va ser otro que el triunfo del chantaje financiero sobre el sueño de Syriza y sobre  una salida digna a una situación económica provocada, precisamente, por los mismos chantajistas que ahora dicen tener la única solución para extinguir el mismo fuego que prendieron para calentarse. 

Y es una pregunta pertinente porque Raul Romeva, el cabeza de la  lista electoral que ha de llevarnos a la independencia, tiene  a este respecto (o tenía hasta hace dos días), las respuestas claras, justo en las antípodas de los presupuestos de Mas y de los políticos de corte neoliberal. Por eso, al conocer la noticia de que Romeva había dado su Sí Sí a compartir la historia y la política con sus archienemigos neoliberales nacionalcatólicos en aras de una hipotética desconexión con el llamado estado español, no salía de mi asombro y también, por qué no decirlo, de cierto sentimiento de traición y de vergüenza ajena.

Hace cosa de un mes, Romeva concedió una entrevista al diario electrónico ISabadell en la que argumentaba su salida de ICV y, de paso, su pensamiento en pro de la independencia. Decía el político ex - ecosocialista: “vivimos, desde hace unos años, un retroceso democrático, social, ambiental, institucional... Y eso tenemos que afrontarlo con un cambio de paradigma global. Veo la independencia no tanto como una cuestión de identidad, que respeto, sino, en mi caso, como una oportunidad para regenerar un sistema que está gripado”.

Eso es todo lo que tiene de decir un tipo extraordinariamente formado, que no ha hecho en su vida otra cosa que política. Y es que el argumento que esgrime es  un tanto peregrino, ingenuo, o si se me apura, mendaz, porque Raul Romeva, un tipo inteligente para quien la política ha sido durante toda su vida  su profesión, sabe perfectamente que, en Cataluña, los protagonistas, los auténticos autores de ese retroceso del que se lamenta son, a saber: el Partido Popular, organización criminal que ha esquilmado el país, a la cual, el llamado problema catalán le ha venido como agua de mayo para mantener mal que bien su base electoral; el PSOE, que nos cambió la constitución de la noche a la mañana y nos puso en manos de la Troika; pero también, y sobre todo,  CiU, partido que fundamenta su historia en la corrupción y  que ha votado codo con codo, durante toda su historia, las leyes más retrógradas junto al PP; ERC, cómplice del cierre de camas y plantas hospitalarias, de centros educativos, coautor de los presupuesto más reaccionarios de los últimos tiempos en Cataluña y, por fin,  las llamadas asociaciones cívicas catalanas (ANC y Omnium Cultural)  que no han hecho a lo largo de toda su trayectoria otra cosa que apoyar con su silencio, o tácitamente, las políticas  neoliberales convergentes, impulsadas por  La Familia Pujol y su red clientelar, que hoy todavía campa a sus anchas. 

Pero, más allá de contradicciones ideológicas palmarias,  en todo este asunto del encabezamiento de la lista unitaria para la independencia, la capacidad ilimitada  de Romeva para la incoherencia con la que alimenta su vanidad y su  ambición no tienen parangón. Vuelvo a la misma entrevista de ISabadell, realizada el día 7 de junio y publicada el 8, (un mes antes de su Sí Sí a encabezar la lista por la independencia). Dice Raul Romeva: “En estos momentos tengo una deuda, no diré moral, con Iniciativa. Estos 10 años que he representado en ICV son suficientemente importantes para que no utilice esta situación para buscar otras chaquetas [la negrita es mía]. Mi etapa institucional en el Parlamento Europeo se había terminado y es cierto que desde Iniciativa nunca me habían cerrado la puerta a continuar en el partido a pesar de las discrepancias en el tema nacional. No me parece coherente continuar mi discurso desde otras opciones. Además hay vida fuera de la política [la negrita vuelve a ser mía]”. 

¡Ahí está, sí señor, con un par!  A pesar de sus declaraciones de hace tan solo un mes, resulta que hay Mas Romeva para rato. Sin embargo, de algún modo, la decisión de saltarse a la torera también sus propios principios morales y contradecir por la vía de los hechos sus propias declaraciones, es comprensible, pues forma parte de  la condición humana. O dicho de otro modo: ¿A quién le amarga un dulce?. Porque, que estés tan tranquilo, sentadito en el sofá de tu casa, pensando en el tipo de vida que te espera fuera de la política, y de repente, una tarde canicular del mes de Julio llamen a tu puerta y aparezca en el saloncito lo más granado de la élite política catalana  y te proponga, así, de sopetón, sin darle tiempo a que el té se enfríe, que encabeces una lista electoral que pueden llegar a votar unos cuantos cientos de miles de ciudadanos, pues hombre, en un primer instante le entran retortijones al más pintado. Pero, resuelta la conmoción inicial, no es difícil imaginar en unos pocos segundos el devenir personal y profesional que a uno le espera. De modo que uno se guarda para mejor ocasión  los principios de toda índole y color y, sin mediar más que la lógica consulta a la consorte, dice ¡que SÍ, que SÍ!, y a disfrutar del momento, que la vida son dos días. 

El hecho es que la jugada ha sido maestra. Una vez más, en Cataluña, el asunto soberanista – o llámese como se quiera- ha servido para substituir los sueños de emancipación social por los sueños de emancipación nacional. Es decir, el llamado proceso independentista substituye la posibilidad  real de un gobierno para la gente por la de un gobierno para mantener los privilegios de los de siempre.  Respetando las diferencias lógicas de las  coyunturas históricas, ocurrió lo mismo a principios del siglo XX  para desarticular el  movimiento obrero; ocurrió lo mismo durante la II República; y en la transición post franquista, y está ocurriendo ahora; ahora que una alternativa social y transformadora, espoleada por la crisis económica y por el triunfo de candidaturas de unidad popular en alguna de  las ciudades españolas más importantes, podría haber asaltado el poder también en Cataluña.

 Ahora que sí se puede, el poder de siempre, cuyo principal objetivo es seguir manteniendo los privilegios a costa de la gente, ofrece  un señuelo identitario capaz de enfrentarse a ese fantasma que recorre España o Cataluña, bajo la misma apariencia organizativa que su enemigo. Ahora que sí se puede, el poder de siempre  ha encontrado en la imagen joven, elegante, educada, experimentada y progresista de un tipo híbrido que ha vendido su alma al diablo -a medio camino entre un Varoufakis aguerrido y un Duran i Lleida charmante- el instrumento perfecto con el que perpetuarse unos cuantos años más, disfrazado y perfumado con los aromas más seductores del tocador de la política travestida.

Ya veremos cómo termina todo. Yo no me imagino a la Ferrusola votando a Romeva. ¿O quizá sí? En realidad, probablemente esa sea la cuestión.

25 comentarios:

ESTER dijo...

Yo voy a votar a Romeva. Me encanta. Estoy ya cansada de quejas, amenazas, prohibiciones y luchas...Que nos dejen votar con tranquilidad.

Se están haciendo mil conjeturas acerca de lo que ocurrirá el 28S. Eso ya lo veremos entonces...¡Qué pesadez!

Te soy sincera, he leído el primer y el último párrafo de tu entrada. No podía con lo demás...

Besos, Ester

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Pues qué bien Ester, gracias por tu sinceridad: es de lo más democrática

Anónimo dijo...

Genial. Lo has clavado. Menudo personaje el Romeva... Ha sido una sorpresa brutal. Personalmente esperaba que corriese la sangre entre Mas y Junquera pero nunca, nunca, hubiese esperado a alguien de IC. Esta es la desgracia del votante de izquierdas en Catalunya: hace mucho tiempo que no tienes a quien votar. La "cuestión catalana" está por delante de cualquier pilar de lucha ( educación, sanidad, derechos civiles, anticorrupción, igualdad, servicios sociales, etc.). Lo primero es lo primero.

De verdad quiero un país nuevo creado por los "viejos" que hasta el día de hoy no han hecho nada por él? No puedo creerme que la gente que quiere la independencia no grite: Independencia SI, pero contigo NO. Y que no hagan primero una depuración en las urnas.

Estos días incluso he pensado : pobre Romeva, se cree muy listo y no le interesa pensar porque el grupo Godó, el sr Fainé, Onmium, Esquerra Republicana, Convergéncia, la gente guapa del Palau, en definitiva, la clase alta-altísima de Catalunya, los "fucking masters", lo han puesto a él. Él se ve como el primer presidente del nuevos país. Ojo, que no se llame a error. Estoy casi segura que es la cara que se verá en la primera batalla. Pero desde luego, no creo que sea el primero en tener el título de Honorable President del nuevo país.



El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Así es Anónim@. De hecho, ya ha empezado el guirigai. Romeva dice que el acuerdo no indica quién sería el president en el caso de que esta lista ganase las elecciones y CDC no ha tardado ni medio minuto en desautorizarle publicamente. ¡Faltaría Mas!

Manel Guzmán dijo...

Como siempre, lo has clavado, Joselu. Lástima que este disparo es alto y algunos de los objetivos que tendria que alcanzar son extremadamente bajos por acción de las mismas políticas.
Eres grande
Un abrazo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Abrazos, Manu
(¡desvelaste el nombre analógico de mi primer bautismo, pibe!)
;)

Cuidate mucho por esos caminos!! Estoy ansioso de que llegues a los límites de la tierra y nos expliques la experiencia

¡Salud!

Krust dijo...

La cosa esta del Junts pel Sí es que es para fliparla, el golpe de efecto que representa la elección de Raül Romeva como numberone (mira, paseamos un micro por La Rambla, respuestas de penya catalana of course, y ya te aseguro yo que 9 de cada 10 encuestados no saben quién es este tío a día de hoy… igual es porque nació en ¡Madrid! aunque no creo que ese sea un dato relevante, fíjate tú) me ha dejado anonadado. Veremos en que deviene la cosa, más impacto para el voto tiene el cierre de lista firmado por otro calvo ilustre de la terra: Pep Guardiola. Ahora en serio, la verdadera fuerza de la lista unitaria reside tanto en la ANC como en Omnium y en toda esa gente que saldrá (saldremos en plan festivo como siempre, claro que sí) a la calle el próximo 11-S (¡ese es el verdadero pueblo catalán, collons!) y que será la verdadera piedra de toque antes del posterior voto del 27-S… y eso, que la calle los hará ganar aunque no de calle y de paso estoy convencido de que dejarán -dejaremos- al binomio PSC-PPC (porque eso es lo que son aquí y en la madre patria) como partidos residuales en Catalunya de una vez por todas y para siempre.

*Votaré a las CUP, lo tengo más que claro, clarísimo, o sea SI-SI pero de verdad y sin tanta pantomima. Democracia, opinión y voto libre ¿no?, pues eso. Saludos.-

Carlos dijo...

Alto y claro Pobrecito. No puedo estar más de acuerdo ante un texto impecable. El astuto Artur se queda donde siempre, como desean los poderosos. Y el tema de la independencia, pues ya iremos viendo después. Menos mal que la CUP ha sido coherente y no se ha metido en el engaño y, sobre todo, que Iniciativa ha apostado correctamente esta vez.
Pues nada, seguiremos mareando la perdiz unos años más.
Un abrazo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Bueno Krust, no te pongas estupendo. O sea, que el verdadero pueblo catalán es el que saldrá el 11S a manifestarse. Y yo, que no saldré a la calle más que a comprar el preceptivo pollo a l'ast, soy parte del pueblo catalán de mentira, ¿no? ¿Te das cuenta como hemos llegado a un punto excluyente, de amigos y enemigos muy peligroso? Mucha fiesta en la calle, sí, pero quien no esté de fiesta conmigo le niego el derecho a considerarse ya no solamente catalán, sino ciudadano.
¡Hombre!
Por cierto, el castellano que utilizas en tu blog es más que aceptable, dicho con todo el cariño y la fiesta que sea necesaria.

¡Salud!
Por cierto, ACN y Omnium no tienen nada de auténtico. Son dos asociaciones satélites auspiciadas por el poder convergente.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Mucho me temo que ese va a ser el futuro a medio plazo.Blablabla sobre la cuestión nacional y, mientras tanto todo por hacer, y a legislar de tapadillo todas las leyes que les apetezca DEPENDIENTES de los dictados económicos neoliberales del BCE y del FMI, con el punto de mira puesto en horizonte de TTIP. Ahí está la lucha de verdad, el enemigo en toda su potencia y su esencia. Ese debería ser el objetivo.
¡Salud, Carlos!

Belén dijo...

Querido Mariano. Justo ahora hace un año escribiste una entratada (para mí) memorable sobre los asuntos "familiares-nacionales pujólicos" que me dejó impactada... Hoy, a carga con otra entrada que retrata lo "parecido" de la situación... Debe ser que en verano la clase política-social dominante sabe que la mayoría dormitamos a la espera de un otoño mejor (?).Divago, pero es curioso que esté releyendo ahora mismo "Posteconomía. Hacia un capitalismo feudal", del catalán Antonio Baños Boncompain (¿te lo he mencionado alguna vez?)que lejos de irse por las ramas de lo "anecdótico", incide una y otra vez en la madre del cordero: es la Nueva Edad Media, HERMANO, y sí tú tienes razón otra vez... Un beso.

El niño vampiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El niño vampiro dijo...

Pedirle coherencia a prácticamente cualquier político catalán es, desde hace tiempo, una quimera. Cataluña es un régimen totalitario, y en un régimen así los principios, los valores y las opiniones se someten a La Causa, la Gran Patria Catalana, de ideario tan y tan parecido al de Una, Grande y Libre. Ahí tienes como ejemplo más reciente, aunque no el más vomitivo, a los candidatos a la presidencia del Barça. La propia lista unitaria es otra muestra del carácter totalitario de esta sociedad: ¿qué importan los supuestos idearios políticos, los valores conservadores,progresistas o revolucionarios cuando se trata de la construcción nacional?
Por triste que sea, la lucha contra este asqueroso régimen tiene que ser personal, ya que no podemos coonfiar en políticos ni en figuras públicas (¿existe algún periodista, artista, empresario, deportista, que trabaje en Cataluña y se haya atrevido a levantar la voz contra la retórica ultranacionalista?). Así que se agradecen mucho tus entradas al respecto, Hablador. Por mi parte, cuando alguien se atreve a decir delante de mí "los catalanes somos", "los catalanes queremos", o sencillamente se arroga el derecho de hablar en nombre de "el pueblo catalán", tengo que contenerme para no decirles lo que realmente pienso de ellos, pero ya no me muerdo la lengua. En cualquier caso, como gris funcionario que soy, he tenido el privilegio de estar en condiciones de enfrentarme a directora y una pequeña pero poderosa parte del claustro (reflejo perfecto de lo que representa el separatismo) cuando han querido convertir mi escuela en altavoz del separatismo. Cada uno debe aportar su granito de arena contra el ultranacionalismo.
Saludos a los catalanes de veritat de parte de uno de mentirijillas.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Belen , Niño Vampiro, creo que vuestros comentarios se complementan. También creo que, tanto mis entradas al respecto de este tema como los comentarios de algunas personas afines que van en la misma línea reflejan, modestamente, un sentimiento de orfandad ideológica de la que hablaba el anónimo de las 11:54, que compartimos unas cuantas decenas de miles y que se traduce en la ausencia de referentes de representación política organizada con presencia en las instituciones. Mi esperanza es que 'Catalunya si que es pot' no caiga también en el trampa y no anteponga la construcción de un estado fascista a la defensa de lo público, a la lucha contra los poderes finacieros, a la defensa de los derechos humanos, a la verdadera emancipación de los pueblos... Y si no... ¿Organizarnos? ¿Cómo?

Conozco más experiencias similares a las que relata el Niño Vampiro. Conozco maestros que han tenido que cogerse una baja porque el colegio les hacía la vida imposible por no plegarse a utilizar el colegio en aras del llamado proceso. Sé de parroquias donde se canta "Els segadors" brazo en alto, con los cuatro dedos desplegados al finalizar la misa... Nos dejamos llevar por lo cotidiano y no damos a los detalles la importancia que tienen, pero visto con el foco abierto, a veces da hasta miedo el cariz que está tomando todo. Por otra parte, no puede ser de otra manera. ¿Cómo se construyó el orgullo nacional español? Pues del mismo modo. Iglesia-educación- control de los medios de comunicación-leyendas-lengua-bandera-la identificación de un enemigo exterior/interior y orgullo patrio. Eso sí, aquí, y ahora con el tono festivo por delante, aunque detrás de esas sonrisas y de esa jarana pretendidamente demócrata, participativa y popular se camufla lo peor de cada casa, y sobre todo, la coartada de los de siempre para seguir conservando sus priviligios. ¿Pero alguien cree de verdad que habrá independencia sabiendo que 'La Caixa' tiene el 80% de su negocio fuera de Cataluña?

Belen, me apunto el libro que citas.

Muchas gracias a los dos. Uno se siente reconfortado
¡Salud!

Francis Black dijo...

Para mi hay una cosa importante que es, alguien dice algo y el receptor se lo cree, yo creo que en política eso ya no se da, para hablar de política hay que partir de la base que lo que te dicen no tiene ningún valor. Si algún día se recuperan la credibilidad ya hablamos de países, estados, derecha izquierda , partidos.... mientras no lo veo lógico.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Black. ¿cómo te explicas entonces la actitud y el cambio de tendencia de una parte muy significativa de la población catalana? Porque los mensajes políticos simples, claros, que señalan sin tapujos, a las claras, al hipotético responsable de todos sus males y que capitalizan al mismo tiempo los sentimientos más primarios de identidad y pertenencia a la tribu, se entienden perfectamente y generan empatía con la causa y militancia activa.
Es decir, que los mensajes políticos bien aliñados sí que generan credibilidad, desgraciadamente. La identidad es una de las bazas políticas más antiguas por las que incluso somos capaces de matar o de morir. Por ese concepto abstracto que es la patria somos capaces de hacer lo que nunca haríamos por mantener un plato lleno en la mesa, por presevrar la calidad de la eduación de nuestros hijos, nuestras pensiones, nuestar sanidad, etc. Así somos, y quienes estan interesados en mantener el poder nos conocen muy pero que muy bien
¡Salud, Francis!

Francis Black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francis Black dijo...

Eso que dices es tan aplicable al independentismo como a Podemos.Se van simplificando los discursos, es la autoayuda que ha llegado a la política.

A mi gusta lo de Brassens, que es mucho más sincero :

"La única revolución es intentar mejorar uno mismo esperando que los demás también lo hagan."

Por cierto el sábado fui a ver a Paquito D'Rivera, acompañado de un trío brasileño muy bueno que no conocía.

https://www.youtube.com/watch?v=HMc8Yq-d-9M

Salud!!!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Poner a todos los partidos políticos en el mismo saco es, a demás de una simpleza, muy peligroso. Se acaba diciendo aquello que decía Franco: "Usted haga como yo, no se meta en política y verá que bien le va".

Las diferencias entre los partidos políticos nacionalcatólicos y de cualquier otro signo son muy evidentes para cualquiera que se detenga un poco en observar. Decir que Podemos y CiU o ERC simplifican del mismo modo sus discursos es tanto como decir que las Pirámides y las catedrales son lo mismo porque son construcciones.
Amigo Francis. Yo también ando un tanto escéptico con todo, pero reconocerás conmigo que solamente se puede transformar el estado de las cosas si nos organizamos. Claro que no existe la organización política perfecta, y tampoco vamos a tener nunca un mundo perfecto (espero),pero existen opciones en la política que se aproximan a nuestro modelo de sociedad. Desde luego, la opción nacionalcatólica no es la mía.

Muchas gracias por compartir los buenos momentos que pasaste en el Jamboree. ¡Qué grandes son esos músicos! Nos redimen

¡Salud!

Francis Black dijo...

Comparto que Ciu y Erc no me gustan, en la lista única han metido todo lo que no me gusta de Cataluña junto, sobre Podemos nuestras opiniones son diferentes, a mi me parecen pescadores en río revuelto.

Organizarse es difícil. Creo que los estados nación han de superarse, pero nadie quiere soltar el poder, a mi la idea de una Europa de ciudades me gustaba. Un estado europeo, no un estado franco alemán con satélites, y luego unos gobiernos de proximidad, pero no lo defiende nadie.


Salud!!

Carlos dijo...

Hay que volver a leer a Orwell que ya anticipó tanto sobre los peligros del nacionalismo y los totalitarismos en la ficción y en sus ensayos. El "procés" me agota y por desgracia la derechona española también sabe jugar con eso.
Saludos.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Son las dos caras de la misma moneda. Sus presupuestos ideológicos y sus objetivos son los mismos. El conflicto se reduce a dos grupos de privilegiados, ubicados en lugares diferentes, que luchan por un pedazo más grande de la tarta. Así nació todo y así sigue. Y parte de la izquierda baila ese chotis, o esa sardana...
¡Salud Carlos!

obat pemecah batu empedu dijo...

espera visitar su blog, me dieron información útil y ampliar mis conocimientos. Espero tu blog siempre puede proporcionar información adecuada. Gracias, deseamos todo el éxito

Francina Gili dijo...

Llegir el vostres comentaris ara em fa riure. No sé qui sou ni a qui representeu.Evidentment no em sento gens identificada en res del que dieu. Penso que sou part d'una Catalunya al·lèrgica a tot el que sona a català perquè ho trobeu carrincló. En fi, allà vosaltres amb les vostres disquisicions que no porten enlloc. Visca Catalunya!!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Hola Francina!
No cal representar ningú per tenir idees i opinions, no trobes?
En realitat, t'etenc perfecatament. Tot el que sigui ballar-vos l'aigua us en sembla be. Tantmateix, tot el que sigui expressar lliurement idees, sentiments, opinions contràries al vostre ideari o als vostres objectius, és objecte del vostre despreci. Us en sembleu mot a les maneres d'actuar dels grups fascistes. El pitjor és que no ho sabeu. Us he deixat enganyar per una tropa de polítics mediocres que representen els interessos del pitjor de la burgesia catalana, la que ha explotat i escanyat a la classe treballadaroa des de la 1ª revolució industrial.

Si de debó t'estimes a tu mateixa i als teus, defuig dels patriotes amb bandera. Amb un ma l'aguanten i amb l'altre en buiden la butxaca

El consell és gratis

Salut Francina !