lunes, 16 de enero de 2012

Miserere hostiae Fraga



Tu carne ya se pudre debajo de la tierra. Tu aportación biológica al ciclo de la vida es un tributo del que no participa tu conciencia, ajeno a tu santa voluntad, que acontece gracias a la terquedad de la vida, a las leyes naturales que organizan el universo y contra las que no puede ni tu soberbia, ni tu maldad, ni tus dictados.

Ni si quiera
podrá evitar que los gusanos descompongan tus vísceras la inteligencia maquiavélica con la que naciste, cuyo ejercicio te rindió cargos, gloria, vanidad y poder para decidir sobre el momento de la muerte ajena, sobre el destino de hombres y mujeres, sobre sus libertades y anhelos de justicia… el ínclito creyente, el cristiano ejemplar, Manuel Fraga Iribarne.

Hoy, la memoria de tus víctimas canta y se regocija porque, por fin, te has muerto y así el mundo es ahora un lugar mejor para sus descendientes.

9 comentarios:

Absurdo dijo...

¿Cómo, no te sumas al sentir general de que el excelso sr. fue un artífice de nuestra maravillosa democracia?

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Sí, sí: El Borbón, Tarancón y Fraga son los tres inventores de la democracia. ¡Antes incluso que los griegos, faltaría más! Y espera a que se vayan muriendo todos... entonces va a ser un no parar

Hostal mi loli dijo...

Muy bueno lo que has escrito, me lo llevo al Nido. Salud.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Cuidado a ver si se te mete en el nido algun gusano

ESTER dijo...

Pues no piensa lo mismo Manolo Millán Mestre...

Saludos, Ester

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ni muchos otros. Ahora resulta que este hombre es al santo fundador de la democracia, el hombre sin el cual estaríamos sumidos en al kaos. Elogios desde izquierda y derecha. Pasó lo mismo con Gil. Un cabrón en vida, y cuando se muere todo son loas... Y lo que te rondaré

ESTER dijo...

La asociación Víctimas del 3 de marzo lamenta que Fraga muera sin ser juzgado (ABC 16-01-2012)

Pero él, como ministro de gobernación, el 3 de marzo de 1976 estaba en Londres y dijo: "yo no estaba".
Cuando volvió y fue a visitar a los heridos, un familiar le dijo: "¿viene a rematarlo?

Éste es un país de jauja.

Un beso, Ester

Picatrix dijo...

Creo que hay quien lleva siempre los gusanos en el cerebro. Harían falta no uno, sino mil Fragas para sacar a este país de la miseria y la podredumbre a la que lo ha conducido la izquierda mas soez, analfabeta, cainita y corrupta de Europa.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Te contesto a las dos en el comentario de la entrada siguiente