jueves, 13 de mayo de 2010

El Manifiesto C. (Resumen ejecutivo)


Una carcajada sonora recorre Europa: la carcajada del capitalismo. Contra esa carcajada nadie se ha conjurado. Ni las potencias de la vieja Europa, ni el Papa, ni la Unión Europea, ni Obama, ni Merkel ó Sarkozy, ni siquiera los radicales ingleses y los polizontes españoles. ¿Hay un solo partido que no se haya sumado a la gran carcajada? ¿Hay un solo partido del gobierno y de la oposición que no se ría abiertamente a la cara de los ciudadanos cuando explican que para luchar contra la crisis hay que dar más prebendas a sus causantes?.

De este hecho se desprenden dos consecuencias. La primera, que el capitalismo ya se halla reconocido como un poder por las potencias Europeas. La segunda, que ya es hora de que los capitalistas expresen a la luz del día y ante el mundo entero, sus ideas, sus tendencias, sus aspiraciones, saliendo así al paso de los maledicentes que dudan de la sinceridad de tamaña carcajada, propiciada por el estado de la cuestión. Por tanto, no va hacer falta escribir manifiesto alguno, más que poner atención a los diferentes matices de esta risa sin cuartel. (De hecho este manifiesto se autodestruirá dentro de cinco minutos y dejará paso a otro que se venda más y cause risas más sonoras.)


Con este fin se han reunido en lugar secreto los EE.UU, la UE ,el FMI, el Banco Mundial, el grupo de los 9, el subgrupo de los 20, 30 presidentes de sus correspondiente transnacionales y representantes diplomáticos de tres paraísos fiscales, para reír sin prisas pero sin pausa, sin freno, sonoramente. Porque la risa es, camaradas, el lenguaje más internacional que existe.
Hasta nuestros días, la Historia de la humanidad ha sido una historia de la lucha de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores feudales y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra opresores y oprimidos, siempre frente a frente, enfrentados en una lucha ininterrumpida, unas veces encubierta, y otras franca y directa, en una lucha que conduce siempre a la hilaridad continuada, permanente y escandalosa.[…]

[…]Los capitalistas no tienen por qué guardar encubiertas sus ideas e intenciones. Abiertamente declaran que sus objetivos sólo pueden alcanzarse con el chantaje, la complicidad de los gobiernos, con el engaño, con la desinformación, con el miedo, con la perpetuación de falsos supuestos y la consolidación de sus modelos de gobierno, de estado, de relaciones sociales y económicas cómo únicos posibles; con la violencia de Estado abierta e impune, y por qué no, con la guerra. Tiemble si quiere el pueblo ante la realidad del capitalismo. Con él cree que lo tiene todo, cree que es libre, sin reconocer el peso de las cadenas que arrastra.


¡Capitalistas de todos los países, uniros!


Vuelvo mañana

39 comentarios:

fiorella dijo...

Vuelva, Hablador,así de claro como hoy. Un beso

Belén dijo...

Se iba a refundar el capitalismo, teníamos que cambiar de valores, de sistema, de modos de hacer... Tienes razón Mariano, nadie habla de la "regulación del sistema financiero", es una p... vergüenza... ahora, eso sí, igual la bajada de las pensiones es "impoular" y el "cheque bebe" una putada a quien le toque, pero creo que que por lo bajini y no tan bajini, muchos se alegrarán de que a los "perros funcionarios" les bajen el sueldo... como si de ellos dependiera la curva económica de rendimientos decrecientes del país... Manda gÜevos!...

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Fiorella, espero seguir volviendo mañana durante algunos días más,sí. Entre otras cosas porque sé que hay alguien al otro lado.
¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Belen
Es que no me digas que no es para echarse al monte. ZP intentando que la repercusión de la crisis no la paguen los de siempre y con un par de andanadas especulativas de aviso, un par de buenos de sustos de los hijos de puta de siempre, y zas, recorte por aquí y por allá, regulación, congelación. El cabron del director del Banco de España diciendo que se necesita la regulación del nercado laboral, mientras que los bancos, brokers y demás calaña aumentan sus dividendos semestre tras semestre
¿Y esto es el gobierno del pueblo? ¿Esto es la soberanía popular? ¿Quién se lo cree? Nos lo queremos creer todos, porque nos da un miedo terrible pensar que esto cambie, porque no hay recambio. El pensamiento íntimo de cada cual se resume en: mientras ganen los de siempre, algo quedará para nosotros. Así es que mejor que no se enfaden, no vaya a ser que corten el grifo de las migajas...

Leía hace un par de días un pasaje de la última novela de Guelbenzu, "El amor verdadero" (absolutamente recomendable. Una joya. Una delicia. Delicada. Sincera. Poética. LITERATURA) en el que uno de los personajes explica una escena de un Western protagonizado por Gary Cooper. El caso es un vaquero salva la vida de Gary Cooper interponiéndose con el cuerpo entre el disparo de un enemigo y Cooper, y cuando el herido está en brazos del héroe, agonizando, éste le pregunta que por qué lo ha hecho, y aquel le responde que porque si no, él mismo moríría.

Esta es la misma paradoja y la misma contradicción en la que vivimos. Cuando nos demos cuenta de que la emancipación de nuestros supuestos protectores no solo es posible, sino necesaria, la paradoja se diluirá como azúcar en el té

¡Salud Belen!

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Muy elocuente la imagen que preludia un texto feroz y certero y necesario.
Yo, cómo no, me siento privilegiada por tener empleo, y al par que compartir mi sueldo (¿con los capitalistas a los que hay que salvar?), admitiría compartir trabajo. Lo peor, es que no piensan subir impouestos a quienes se los han rebajado, no se deciden a hacer inspecciones verdaderas para los repetidos "fraudes" laborales, no ponen más medios para una enseñanza cuyo fracaso resulta costosísimo para las arcas públicas según leí hace poco...
Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ana, el texto es la versión mía particular Max-Mix del Manifiesto Comunista original.
Lo peor es el sistema, porque todo lo que que explicas es inerente a él.

Sin embargo, en cuanto a lo último que dices, he trabajado estos días con estudios que dicen que por cada euro que se inverte en universidad, la sociedad gana 1,7€ (dependiendo de los territorios. En algunos, más)

¡Salud Ana!

Anónimo dijo...

Yo quiero que me den el trozo de tierra que me pertenece,y salirme del sistema,ya me cutivaré mis patatas y me pondré unas gallinas y unas cabras,y si todo el mundo sacara el dinero de los bancos otro gallo nos cantaría,ellos son intermediarios del nuestro dinero,y tienen poder mientras que nosotros queramos,cuando decidamos que no,será no. Desde aquí propongo que todos saquemos el dinero, y en vez de hipotecas vivir de alquiler o de okupas y que se jodan. Desde valencia.

Belén dijo...

La Tierra (con mayúsculas o minúsculas) como se prefiera, es uno de los BIENES más escasos, y lo siento, pero NO LLEGA para los6.500 (más/menos) millones de personas que la venimos tripulando... ¿Qué sistema estableció el que nos creamos con "derecho" a tener un trozo (insisto ¿cada uno?)?

Anónimo dijo...

Hay un derecho que es natural y no lo tiene que establecer nadie. Parece que eres de otro planeta.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Haya paz herman@s. Las hostias y la mala leche reservadlas para los 'malos', por favor.

Por otro lado yo creo que si hay para todos. Pero...¿conoceis "la tragedia de los comunes", de Garrett Harding?
Podeis leerla en
http://www.eumed.net/cursecon/textos/hardin-tragedia.htm
¡Se publicó en 1968!

¡salud al valenciano y a tí, Belen!

Belén dijo...

No es mi intención pegarme con nadie, en serio, anónimo, hablamos, sin más.

Acabo de mirar por encima el artículo del que hablabas, Mariano. Se me vienen, a botepronto y sin reflexionar nada, dos cosas:

*una, en esa "tragedia de los comunes" que leo en el párrafo final, si realmente (sic) "la única manera en que nosotros (hombres) podemos preservar y alimentar otras y más preciadas libertades ee renunciando a la libertad de reproducción"¡, si "ninguna solución técnica puede salvernos de las miserias de la sobrepoblación" (supongo que por aquello del crecimiento exponencial de las poblaciones, aunque no me lo creo porque los recursos SÍ son finitos)... espero que lo tengamos en cuenta, y no caigamos en la eugenesia, porque está claro que si sobra algún niño siempre es el de los "otros"...

*y dos: por mostrarme incoherente, imprecisa, ignorante, iletrada, más irreflexiva, si acaso "irracional"... (como casi siempre) creo que SOLO desde un punto de vista antropocéntrico (que ya se que es el que llevamos en vena!!!) se puede pensar que por el hecho de ser Homo sapiens tenemos "derechos naturales -intrínsecos en cada uno de los seres humanos por tener tal condición"- leo por la red)

...y a lo mejor es necesario un ejercicio colectivo de REPLANTEAMIENTO ETICO sobre la forma en la que los seres humanos nos comprendemos a nosotros mismos EN RELACION CON EL MUNDO QUE NOS RODEA . Las actitudes humanas hacia el entorno, el modo en que venimos usando los recursos naturales, la forma en la que desarrollamos nuestras relaciones entre grupos sociales y países... porque todo ello es el resultado de unas pre-concepciones de tipo ético que se explicitane en los valores y criterios morales que aplicamos al actuar...

Besotes a todos

Anónimo dijo...

Insisto,quiero mi trozo de tierra y mi trozo de mar,que antes se me había olvidado.A cambio dejo mi vida y obras en el camino ,y la materia orgánica perecedera que envuelve a mi alma. la de valencia.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Lo que dice Harding es que debido a que es absolutamente imposible que el hombre utilice de manera racional y controlada los recursos del planeta, que genere tecnología de una manera sostenible y que consuma energía teniendo en cuenta las necesidades comunes y no particulares, entonces, dado esto, la única solución pasa por el control férreo de la natalidad. Un control legislado, hecho ley, y no tímidas campañas de concienciación

A mi no me parece mala idea. Y además está sostenido científicamente. No es una opinión, o una idea. Es ciencia, es una propuesta racional

Esta teoría, por supuesto, choca con toda la moral religiosa imperante en todo el mundo que se manifiesta a través de múltiples credos religiosos.Pero la verdad es que solamente se puede ser egoista con quien existe. El egoismo hacia nada no es posible, es un puro sofisma.
Este código moral, que llevamos casi en los genes, corresponde a la idea darwinista de la perpetuación de la especie que compite con otras.

Y eso.

Interesentísimo. ¿no os parece?

Dicho esto, además de la aplicación de la teoría de Harding, creo que sería necesario un cambio en el modelo de relaciones sociales y económicas. El que tenemos no sirve, nos lleva a la injusticia social y a la destrucción. Y, o bien votamos a un partido que proclame sin tapujos ese cambio, o bien los trabajdores nos organizamos para ganar ese cambio, o nos pasamos la vida enfurruñados cuando vengan ciclos de crisis impuestas por media docena de cabrones, que cada vez seran más habituales, o (por qué no) nos evadimos con lo que más nos apetezca...

¡salud!

fiorella dijo...

En el 2002 vivíamos,uruguayos y argentinos, la misma debacle que les toca a Uds. Quedamos colgados,como los palillos de la ropa aguantando como podíamos para no terminar en el fondo. Otros muchos cayeron y también "pudimos ver" como había un gran porcentaje de la población que se había caído hacia bastante tiempo y por mirarnos el ombligo no los veíamos.Fue un proceso que empezó unos 40 años antes del 2002,si....40 años. Las cosas no suceden de un día para el otro...lo que pasa es que cuando el sistema es la zanahoria delante de la nariz como meta, no podemos, no queremos darnos cuenta de casi nada. Ni primer, ni tercer mundo,es todo lo mismo. Africa es el submundo, ahí sí que la cosa es para no dormir, el resto Uds y nosotros solo es un tema de geografía. Nos creímos el cuento de "hacer la de cada uno y que el otro se joda" y el que dijo que no se lo pensaba creer, lo metieron preso o lo desaparecieron. El sistema capitalista es de largo aliento y se impone, por las armas, por los medios masivos, con el miedo, es sencillito aunque se nos hable de banca, porcentajes,deuda pública,externa,etc....Hay remedio?claro que lo hay.....cambiando nuestro modelo de vida-exito.Dejando de consumir, colectivizar la producción, siendo menos individualistas.Las medidas de ajuste son para que sigan teniendo más poder y dinero los 3 o 4 que manejan el capital, juegan al monopolio con el resto. Amos y esclavos, como nos contaban que pasaba por allá lejos,se acuerdan?.Un beso

Eastriver dijo...

De momento esto es lo que hay, Mariano José. Se tratará de que inventemos algo nuevo porque coincidiremos que lo que hubo, o lo limamos y lo sometemos a certeros controles, o estaremos de acuerdo en que tampoco era lo ideal. Ahora bien, está claro que vamos de mal en peor y los intelectuales deberían plantearse cosas de más enjundia. Vivimos en un país en que quienes levantan su voz no son ya los intelectuales, preocupados solamente por el articulito de turno, sino los artistas (salvo honrosas excepciones). Y me temo que ocurre otro tanto fuera. Así que no vamos bien en ningún sentido.

Yo hoy no río, hoy lloro. Lo de Garzón no té nom!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Fiorella, así es. Amén todo lo que has escrito. El capitalismo no tiene límite. Su esencia es devastadora, depredadora.Su naturaleza es la del escorpión que atravesó el río sobre la rana. Esa es una buena fábula para que se la estudien los socialdemocrátas de corbata rosada y amigos noruegos, los que todavía creen que Keyness y su bibliografía pueden arreglar algo.

El Mayo griego puede ser el inicio del despertar...

¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ramon
Si por lo que a "lo que hubo" te refieres al estalinismo y posteriores andanzas soviéticas estamos de acuerdo. Pero eso no hay limarlo, hay que olvidarse de ello y punto, ya. Lo cual no quiere decir que el único modelo de relación social y económica que actualmente existe que se pueda enfrentar con garantías a este en el que vivimos sea inviable. Creo que se llama comunismo. Como ves lo digo con falsa ingenuidad para que nadie me llame carpetovonico, atrasado mental, trasnochado, etc... Ahora bien, si hay que cambiarle el nombre, pues se la cambia. Porque de la misma manera que como tu dices, esto es lo que hay, pues eso otro es lo que hay enfrente, y nada más. No busques, porque lo demás, el modelo verde por si solo, está totalmente contaminado por las malas conciencias de universitarios que en su día fueron marxistas y que al comprarse el Volvo y la casita pareada, ahora son de ADENA, Greenpeace y sucedáneos. Mira Joan Herrera de IC como ha reculado en su facebook cuando la militancia le dice que deje el tripartito porque el PSC apoya el bocado que meten a los sueldos de los funcionarios. No contesta. No está. Adieu. ¡Que les zurzan! ¡No valen! ¡son una cuadrilla de posibilistas! Igual que los sindicatos. Ahora una huelguita, y así mantienen el tipo ante la contingencia. Después, a gestionar sus agencias de viajes y sus presupuestos, y su pacto social, y a renunciar a la lucha de clases, porque claro, ya no hay trabajadores.

Como le he dicho a Fiorella, a ver si con el Mayo griego salimos del letargo...

...y si, es para llorar, lo de Garzón. Creo que nos hemos aburguesado tanto que no tenemos agallas ni para sacar hoy una simple cacerola y hacerla sonar durante horas.

¡Salud!

Carlos dijo...

Bravo por este texto que arremete tan a las claras contra esos que se estan riendo en nuestras narices abiertamente. Con premeditación nos han introducido en este sistema caníbal y nos han aletargado con la pastilla del "soma", para después podernos hacer culpables y tener que pagarlo sin rechistar. Este sistema no se aguanta por ningún lado, pero los partidos están totalmente vendidos y mucha gente desconoce otras posibilidades que se silencian.
Al hilo de lo que comentabas el otro día, es curioso ver como los poderosos de ahora fueron los "revolucionarios" de entonces (no nos engañemos la burguesía, porque por poner un ejemplo todos los políticos catalanes de una banda a otra pertenecen a la burguesía).
En fin, no se a donde va todo esto pero confío en que se inicie un verdadero cambio porque esto acabe de petar. Un saludo.

Isabel Romana dijo...

Desde hace algunos años vengo diciendo que el siglo XXI tendrá que conocer una revolución. Porque es imposible que unas injusticias tan terribles se puedan soportar, y no lo digo únicamente por las dificultades de los más pobres de Europa o de EEUU, sino también por los millones de personas que agonizan en los países pobres y despojados de todo por este capitalismo salvaje que se ha adueñado del mundo. La democracia política no es nada, es el chocolate del loro que nos han dado a los ciudadanos (¿?) para contentarnos y entretenernos mientras ellos hacen sus pillerías. Nos quejamos de que los políticos se plieguen a ellos, pero aún es peor cuando ellos mismos son los políticos (y de eso en nuestro país tenemos mucho). Un abrazo.

Ms. Frutos dijo...

Somos una sociedad totalmente esclavizada, esclavizada por el trabajo que nos ayuda a conseguir esas necesidades de las que no podemos prescindir y cada vez queremos más. No necesitamos todo eso, pero quién es el guapo que empieza a suprimir esos bienes que tanto nos llenan. Esa sería la respuesta, dejar de explotar el planeta, pues el daño es casi irreparable.

Isabel Martínez dijo...

No puedo reír, Mariano. Hoy lloro, porque, como decían los poetas de hace cincuenta años, me duele España. ¿Qué fue de nuestros sueños? ¿Qué fue de nuestro esfuerzo por conseguir una sociedad más justa y equitativa? Lloro. Lo de Garzón no tiene nombre. Lloro. Los que se autodenominan "socialistas" la emprenden con funcionarios, pensionistas, madres recién paridas y dejan libres y a sus anchas a los bancos y a quienes detentan el mayor poder adquisitivo. Lloro y me duelo. Estoy viendo cosas que averguenzan mi memoria, porque quien pierde el respeto por los valores por los que ha luchado, es un títere manejable por los de siempre.
Ojalá que mis lágrimas, como las de muchos, sirvan para algo, que lo dudo.
Salud siempre, amigo Mariano.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Os respondo a los cuatro Carlos, Isabeles y Ms Frutos.
Efectivamente, la izquierda catalana está gobernada por la burguesía guapa, ilustrada, formada en Sarrià. No tienen ni idea de cómo vive el trabajador. Nunca les ha interesado. En estos últimos tiempos les ha salido un callo, Montilla, que es del terruño andaluz, sin estudios, y lo tienen atragantado. Algunos de ellos estan esperando que vuelva la "catalinitat" a la poltrona, aunque sea de signo político contraio contrario.

¿Quien hace la revolución? ¿Esperamos a que nos la hagan? EStou de acuerdo con Romana: la democracia política es el chocolate del loro, o mejor, la cohartada para hacer y deshacer.

Los bienes son casa, comida, educación y sanidad. Lo demás es supérfluo, es consumo, que es lo que sostienee el sistema. Para lo cual es necesario generar necesidades en el ciudadano. Y caemos en ellas...

Y sí, hoy es día para el llanto y la rabia Isabel. Esto, como dice Fiorella, no es cosa de un día. Ha sido un largo camino de 40 años en el que el capitalismo y sus valedores han trabajo muy pero que muy bien, contando, por supuesto, con nuestra complicidad. Porque ¿de verdad hemos sido tan ingénuos como para creernos todo el cuento chino que nos ha explicado el sistema? Yo creo que nos ha convenido creerlo.

¡Salud a tod@s!

Anónimo dijo...

Empecemos la revolución por nosotros mismos y cesemos en el consumo de lo innecesarioy y a continuación preparémonos para el derrumbe de la economía mundial. Seguro que se sacaran antes de que esto ocurra una guerra mundial o un virus que acabará con medio mundo,el sistema funciona con guerra y catástrofes,porque aumenta el consumo de material bélico o farmacológico y así el sistema puede perpetuarse durante más tiempo. Lo pagarán los de siempre,la carne de cañón y los pobres. Desde valencia con amor y temor.Salud.

Anónimo dijo...

Hola Hablador del s.XXI
Comparto las opiniones de tu mensaje. Al final pagan los de siempre, los débiles, la clase obrera. ¿Se puede luchar contra esto? Desde luego que sí, y tú mencionas una: el comunismo. Pero también hay otras, y me gustaría contribuir en ese aspecto.
Entre las muchas formas para dañar y destruir el sistema, el que más me gustó fue el que ideó Saramago en su novela Ensayo sobre la Lucidez. No sé si la has leído, pero el portugués viene a decir en su obra que la mejor forma para acabar con el sistema actual es negandose a jugar: no ir a votar, consumir lo mínimo, no poner el dinero en el banco.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Anónim@ valencian@
Lo que indicas es el chantaje al que estamos sometidos: el miedo, siempre el miedo. A veces creo que nos damos demasiada importancia y en realidad no somos más que minúsculos granos de polvo cósmico. El miedo atenaza, el miedo a perder cuatro paredes, o la propia vida. Nuestro miedo es su salvaguarda. Ayer vi Robin de los bosques, de Ridley Scott. (com si com sa). Una frase protagoniza la peli: "Alzaos y luchad hasta que los corderos se conviertan en leones".

¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Anónim@
La idea de Saramago podría llevar a una ruptura del sistema sí, como él propone y tu indicas, si hubiese casi un 100% de seguimiento. En el caso de unas elecciones, bastaría que lo hiciese el 75% de la población. En el caso de los bancos, con que un 50% sacase todo su dinero ya sería el inicio de una revolución.
Pero después habría que organizar la sociedad, ¿no crees? Si alguien sabe de un sistema de relaciones sociales y económicas opuesto al capitalismo con unas mínimas garantías de realidad que dé un paso al frente... Bien, llamemosle comunismo, y si la palabra no gusta, porque su sentido y signficación han sido pervertidos y aniquilados, llamemosle como más nos guste.

¡Salud!

Anónimo dijo...

Creo que el anarquismo sería un buen sistema para sustituir al capitalismo,pero se necesitaría una educación y preparación para adquirir conciencia de que somos iguales y de que la policía y el ejército no deben existir.la de valencia.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

No es educación, es Revolución, es decir, la demolición del edificio y de la superestructura actual y posterior construcción de un edificio nuevo, de nueva planta y nuevo diseño. ¿Estamos dispuestos? A mi me surgen contradicciones... ...vivo demasiado bien
¡Salud!

Anónimo dijo...

Vives demasiado bien,tú lo has dicho,la revolución me parece que no va contigo,temes perder lo que tienes. Pero un revolucionario preferiría perder lo que tiene,para que los demás ,menos afortunados que él pudieran acceder a un mínimo de calidad y dignidad de vida. Tenemos lo que nos merecemos en política. Asique esperemos que empiece la revolución , esa que nosotros no tenemos cojones de hacer,y que como siempre la empezarán los pobres. ¡¡pobres del mundo ,uníos,que ya estaís tardando!!...dv

Ms. Frutos dijo...

Ni siquiera es una decisión que nos toque a nosotros. Cada vez hay menos para compartir entre todos y eso es una seria amenaza a la clase media que por otro lado está llamada a desaparecer.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Anónim@. ¿no serás mi criado?
Me suena esa voz, ese tono...

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ms Frutos.
Yo creo que hay para todos. Todo se fundamenta en la justicia. ya sabes, la relación 80-20: el 20% del planeta consume el 80% de los recursos.
¿clase media? En España, al menos, estrictamente, y segun los sociólogos, es el 25% de la població. El 70% es clase trabajadora. Ocurre que cuando se pregunta a qué clase se pertenece se pregunta mal a sabiendas. Se plantea la cosa en términos de de clase alta, media y baja. Y claro, el término "baja" es absolutamente negativo, y nadie se encuadra en él. En cambio, cuando se pregunta por Alta burguesía, burguesía y clase trabajadora, la gente responde, en su gran mayoría, que son clase trabajadora ("Las causas del Subdesarrollo Social en España": Vicenç Navarro. Ed Anagrama)

¡Salud Ms Frutos!

Anónimo dijo...

Exacto señor ,soy su criado,pero tal como están las cosas ,por poco tiempo,ahora soy de un sindicato anarquista y va a empezar la revolución. Aprovecho para despedirme.La esclavitud ha terminado. ¡¡¡Viva la revolución!!!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

!Pues a por ellos, que son pocos y cobardes!
Salud

NENA dijo...

Yo, como simple humana, sólo sé el dinero que tengo en el bolsillo, lo que gasté ayer, lo que estoy gastando hoy y lo que no me quiero gastar mañana...
Pero parece que los que mandan piensan que nos pueden dar lecciones de "decencia".

Como dice un correo que recibí ayer:

Ha dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras la inflación es -1%,y tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.


Nos gustaría transmitirle a esta "Sra. Vicepresidenta" y a todos los políticos, lo que consideramos indecente :

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste _sólo con siete_, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, _sólo necesiten jurar el cargo_.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)

INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorias, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos
de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir _dos salarios _del ERARIO PÚBLICO.


Un abrazo,

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Amén, Nena.
Un abrazo

Ataúlfa Braun dijo...

Bueno, bueno, bueno. ¡Qué bien poder leer todo esto! Sin embargo, creo que no debemos "refugiarnos" únicamente en las repúblicas virtuales. Incluso las huelgas de masas prácticamente carecen de sentido, puesto que la violencia acaba imponiéndose bien de un lado o del otro, sobre todo del otro, ya me entendéis. ¿Cómo es posible que "las autoridades" que subvencionamos con nuestros impuestos nos ataquen sin ningún pudor?
Estoy con vosotros en la resistencia frente al capitalismo desenfrenado y creo que lo mejor es no hacerle el juego a los bancos. Si nuestros abuelos pudieron, nosotros también. Y sí, Mariano, se llama marxismo, el mismo que se ha intentado deslegitimar desde hace años por culpa y a causa del gulag, una perversión total del poder ejercido en nombre del comunismo.
Lo que decís acerca de los intelectuales...qué decir, toda la razón. Pero ¿a quiénes dejaron? Pensemos. Guerra Civil española: fusilados y exiliados a Europa, Latinoamérica y EEUU. Los que se fueron a Europa acabaron como resistentes de la France o en campos de concentración nazis; los que se fueron a Latinoamérica, a excepción de México y algún otro lugar, se toparon con un nuevo ataque. Recordemos toda la represión, anterior incluso a las últimas dictaduras, en el Cono Sur. Así pues, qué nos queda. El siglo XX, cambalache, constituyó la eliminación de los intelectuales de izquierda. Los que quedaron, qué sé yo...De todos modos, intelectual es aquel que desarrolla un trabajo del intelecto, el que piensa, aunque no publique en los medios oficiales y sea silenciado, por otra parte, como siempre, por el ente oficial.
Así pues compañeros, estoy con vosotros. Resistencia, gestión individual de nuestros sueldos y risa, sobre todo, mucha risa; riamos mejor y más fuerte que ellos.

¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ataúlfa
Así es. La única intelectualidad que existe es la que ha sido subvencionada con fondos de las grandes multinacionales. Decenas de miles de millones de dólares desde la crisis de los 70 para pagar discurso pseudocientífico anti ecologista, grandes tiradas de libros promoviendo el individualismo economicista, la libertad de mercado,horas de televisión basura, horas de televisión mendaz, grupos fundamentalistas de base, opinadores de mass media, grandes troust de la comunicación, luquidadadores de la historia... mientras la izquierda se revolcaba en su mala conciencia y se lamentaba de la pérdida y la decepción de su referente iedeológico, sin capacidad de reacción, hasta que concluyeron, quienes tenían que liderar esta opción ideológica, que lo mejor era adoptar el modelo predominante, como víctimas de la "Invasión de los ultracuerpos", película que por cierto se produjo para criticar lo contrario.

Yo a veces estoy esperanzado. Y otra me descorazono. Esto tiene que cambiar...

¡Salud!

Ataúlfa Braun dijo...

Pues ahora sí que no podemos descorazonarnos, ni por nosotros mismos (eso menos, sería peligroso y triste), ni por la situación que nos toca vivir, pues requiere de agallas. De todos modos, yo también tengo esos vaivenes. Pintan magras, compañero.
¡Salud!