lunes, 19 de marzo de 2012

Viva la Pepa

Anoche soñé que Cándido Méndez -el de la UGT- , aprovechando el inicio de la campaña del IRPF, llamaba a todos los trabajadores españoles a la insumisión fiscal, y soñé que argumentaba a voz en cuello que, ya que el Estado le ha perdonado a Botín un fraude fiscal, repito, un fraude fiscal por valor de 35.000 millones de euros (el equivalente al déficit del Estado), y ya que permite a las empresas del IBEX 35 llevarse sus beneficios a paraísos fiscales, estafándonos cerca de 100.000 millones de euros , pues nosotros, tristes curritos que arrastran como argollas de galeote sus deberes para con el Estado, tampoco declararemos a Hacienda nuestro IRPF, y tampoco pagaremos el IVA, y facturaremos en negro la reforma del cuarto de baño y de la cocina, la factura del repago de las medicinas y hasta las chuches de los niños.

Soñé, además, que el primero en hacerlo era él.

Después, una fantasía inconfesable invadió mi espacio onírico y el sueño se endureció.

Al poco, en plena fase REM, mis ojos empezaron a moverse de lado a lado, alocados, sin control y sin sentido, quizá porque soñé, bendita ilusión, que Ignacio Fernández Toxo -el de las CC.OO- decidía ir a las puertas del Congreso acompañado por toda la cúpula del sindicato y acampaba en plena Carrera de San Jerónimo, frente a los leones de piedra, de manera indefinida, con una declaración de huelga de hambre que se hacía extensiva durante cada uno de los días con sus noches hasta que el gobierno no retirase las reforma laboral y, también, todas y cada una de las agresiones al sistema público sanitario y de educación de las que estamos siendo víctimas los trabajadores.

Soñé, excitado, sin pausa, en una especie de aluvión esperanzado de la inconsciencia, que todas las televisiones, los periódicos y las agencias de noticias del mundo se hacían eco de tamañas audacias y que miles de españoles seguían a sus líderes convocando actos parecidos frente a los respectivos parlamentos autonómicos.

Hacia las 6,30h de la mañana sonó el despertador y con los ojos todavía pegados a los párpados, me he afeitado escuchando la noticia del segundo centenario de la Constitución de 1812, y la voz insufrible de Rajoy diciendo que él, de pequeñín, además de muñeca Nancy, ya quería ser, poco más o menos, alguien similar a “el divino” Argüelles .

He llegado a la oficina a las 8h clavadas y me he puesto a leer el correo electrónico. Me he encontrado con un mensaje de mi comité de empresa con la enésima convocatoria de un asamblea inútil.

Eso es. Exacto: ¡Viva La Pepa!

9 comentarios:

ESTER dijo...

Al muy Cándido parece que no le hayan pagado y no tenga un euro para comprar espuma de afeitar.
Al Tocho, como si le hubiera caido un ídem a la cabeza y le hubiera dejado descolocado.

Por mi parte, no comment.

Un beso, Ester

Anónimo dijo...

Felicidades, sin más.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Descolocados Ester, así es como estan
Besos

Anónim@. Imagino que las felicitaciones seran por La Pepa. Aunque tal y como acabó y el poco tiempo que estuvo en vigor, no entiendo qué hostias estamos celebrando

J. G. dijo...

no saben qué hacer para entretenernos

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Tienen ideas de sobra. Montan auténticas obras maestras: un Borbon piropeando una constitución que la monarquía, junto con los de siempre, se liquidó en 2 años. Es para pedir las dos orejas y el rabo.

Hostal mi loli dijo...

POr una huelga esperanzadora,veremos si sirve de algo. Aunque me temo que un solo dia de huelga es insuficiente, se debía resistir en una huelga Numantina para solucionar la crisis. Me temo que hay mucho esquirol, así no se puede cambiar ni el sofá de sitio. Abrazos y te llevo al Nido, con tu permiso.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Para que los trabajadores nos metamos en una huelga numantina necesitamos líderes dispuestos a ello, en cabeza, y no sindicalistas burócratas que forman parte del problema y no de la solución.
Lo de hoy ha sido de risa: han presentado su propuesta de servicios mínimos, como dos buenos chicos, cumplidores de la ley que nos está dando por el culo ...

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Parece un capricho goyesco... la celebración oficial ayer en Cádiz. eso nos pasa por rebajarlo todo y hacer que algo tan elevado se conozca con nombre tan avasallable. Kisses!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Yo creo que deberíamos celebrar, o conmemorar, o recordar mejor su derogación. Lo dijo Anguita: lo importante es que el pueblo español sepa quién y por qué hizo caer la constitución de Cádiz
Qué pocos discursos vamos a escuchar el próximo 14 de abril. Qué pocas soflamas hablando de la necesidad "las reformas".