lunes, 26 de marzo de 2012

Un nuevo amanecer


Me da igual la sequía, la crisis o el colesterol; el cambio climático, la reforma laboral o la salud; la tierra quebrada, la anestesia de clases o la densidad de la sangre.

Solamente aspiro a un poco de sol en primavera, a disponer de un asiento tranquilo en la terraza de un bar, un vaso de whisky generoso y páginas de palabras bellas que me cuenten una buena historia con la que poder llegar al final del día, al sueño, a la realidad de un nuevo amanecer.

3 comentarios:

ESTER dijo...

Para empezar, este corazón impresiona.
Totalmente de acuerdo con tus "simples" deseos diarios: que una bella historia te lleve a la cama con una sonrisa de tranquilidad en la cara. Yo lo intento cada día.

Un beso, Ester

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Que me redima del presente y que me lleve a otro futuro

Hostal mi loli dijo...

Ohhh, que chulo. Me lo llevo. Un abrazo.