martes, 21 de junio de 2011

Cómo están reventando el 15M


Una torre de marfil es el lugar donde viven y mueren, sin reproducirse, las más divinas especies de intelectuales y artistas. Allí han masturbado su gloria y su talento nombres insignes de nuestras cultura. No voy a recordar a nadie, por miedo a que se me aparezca en la noche su rostro cerúleo; a que me toque la espalda con el extremo frío de sus interminables dedos delgados.

Hoy, la torre de marfil es el equivalente a un suculento contrato editorial; a la nominilla de la colaboración semanal en un periódico serio; a la promesa de un Nobel o a la prereserva de espacio en un rinconcito del MOMA. Hoy eso es lo que mantiene a los miembros de la raza más cínica de la Intelligentsia nacional bien calladitos, al socaire del aire acondicionado, libres de la suciedad del suelo de las plazas donde la palabra dentro del grito intenta abrirse paso para cargarse de futuro.

Yo, como todavía no he llegado a aprendiz, de vez en cuando me aupo a una caja de cervezas sobre la que intento -como dijo el gran Marsé- "hallar alguna forma de belleza". Pero hoy he decido pisar tierra y aprovechar mi espacio para ofrecer, a quien quiera leerlo, un documento esclarecedor sobre lo que está sucediendo dentro del movimiento 15M. El documento es un mensaje que me ha enviado un buen amigo, activista de primera línea. Lo copio palabra por palabra.

"¿Estabas? Esto mismo pasó el 20 de mayo, aparecieron de ninguna parte unos cuantos energúmenos que empezaron a insultar y a tirar cosas a los mossos. Cuando algunos los increpamos y los rodeamos para echarlos, se fueron cagando leches hacia los furgones de la Brimo, donde los esperaban sus colegas.

"También hay que decir que lo que pasó ayer viene auspiciado desde militantes de partidos de extrema derecha y extrema izquierda (los tenemos a todos fichados), como Francisco Garrobo Raya, que estuvo en las listas de Ciudadanos y milita en UPyD, que es miembro de la comisión de contenidos, y desde el primer día que se ha dedicado a dar por saco para rebentar el movimiento desde dentro. Te adjunto una captura con conversaciones internas entre esta gentuza"
.

"Desde la comisión de autodeterminación, expusimos en la asamblea incluir en el documento de mínimos el punto "Derecho a la autodeterminación de todos los pueblos del mundo, como expresa la Carta de Derechos Humanos de la ONU, y por tanto la de Catalunya", y nos lo intentaron rebentar con pretextos variopintos, como que eso dividía, y que era una ideología política (se ve que se podía hablar de horticultura, feminismo y software libre, pero los derechos humanos no tenían cabida. Al final, tuvo que ser votado en asamblea hasta dos veces, y por fin fue aprobado. Esta semana, la gente de contenidos (en los que hay militantes del PP, por cierto) han decidido unilateralmente no incluir el punto que se aprobó en la asamblea. Esta gente ha estado instigando al personal a ir a hacer cordones humanos (a ellos nunca se les ve en primera fila)."

"En definitiva, este movimiento está siendo rebentado por dentro, ya que el 90% de indignados de buena fe estan siendo manipulados por un 10% de infiltrados de, atención: el CNI, partidos políticos varios, y gente de extrema derecha como el indeseable Ynestrillas."

"A eso cabe sumarle la infiltración de policía de paisano en momentos clave para justificar las cargas posteriores (que de hecho es una táctica común que se lleva empleando cada vez que se quiere rebentar una expresión antisistema). Por último, a ese 10% se le suman los 50 exaltados de siempre que se ponen palotes con la violencia, que salen a liarla cuando gana el Barça, en una manifestación antiavortista o en un macrobotellón, les da igual."


"Resultado: el sistema vuelve a ganar, no sólo no es condenado sino que encima queda como la víctima, y todos los medios de comunicación afines (estoy hablando de todo el sistema, no de ningún partido político) hacen su trabajo a la perfección. Sale un ciego diciendo que le querían robar el perro, sale la Tura con la chaqueta pintada, el López Tena diciendo que sólo oía insultos en castellano (menudo gilipollas)... pero no hay imágenes de los acontecimientos en los mass media. Lo venden com verídico y esconden vídeos como el que difundes."

"A pesar de todo, no nos vamos a rendir. Al menos yo."

4 comentarios:

Juan Manuel González Lianes dijo...

¿Y por qué no me sorprende todo esto? Estuve en la manifestación del domingo en Barcelona y lo que vi allí fue a gente con gana de que las cosas cambien para mejor. Me temo, sin embargo, que la confusión se ha hecho dueña de buena parte de los indignados y que dicha confusión se convierte en debilidad ante los poderosos, cuya ubicuidad y capacidad destructiva es incomparablemente mayor. No quiero ser pesimista (la manifestación vivida me hace conservar cierto grado de esperanza), pero en vista de lo ocurrido otras veces diría que el momento quedará para el recuerdo y para presumir de paso del yo estuve allí.
Pese a la masa que desfiló por Vía Layetana y por tantas otras calles de España, me pareció escasa si hemos de creer las cifras de gente en paro, o que acude a Cáritas, o que es desalojada, o que simplemente sufre las consecuencias de un sistema a todas luces injusto...

NENA dijo...

Forges ha escrito en una viñeta:

" SOY LIBRE...
...PUEDO ELEGIR EL BANCO QUE ME EXPRIMA;
LA CADENA DE TV QUE ME EMBRUTEZCA;
LA PETROLERA QUE ME ESQUILME;
LA COMIDA QUE ME ENVENENE;
LA RED TELEFÓNICA QUE ME TIME;
EL INFORMADOR QUE ME DESINFORME;
LA OPCIÓN POLÍTICA QUE ME DESILUSIONE;
INSISTO: SOY LIBRE

de qué nos quejamos?...


Un beso, NENA

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Yo no metería a los intelectuales así, sin más. Mucho menos hablaría (condenándolo) del malentendido turrieburnismo.
Querido... muchos columnistas que cobrar en oro sus palabras son simples aduladores que no se juegan nada en el 15-M. Se limitan a cumplir con las expectativas (que supuestamente les corresponden) y a halagar a su posibles (y previsibles: moi meme) lectores.
Hablan de lo que toca, sin más (es decir, sin tocar nada).
Y aún así, es lo que hay, que se dice...
Kisses!

Jordi Pascual Morant dijo...

Por lo visto, que cambien las cosas depende de nosotros, los que creemos darnos cuenta de las manipulaciones que impiden el cambio. La cuestión es encontrar de forma muy imaginativa e inteligente la estrategia a seguir. Yo no tengo la solución, ¿está quizás en las reuniones donde se debaten las pautas a seguir, las asambleas en las plazas, como aquella Ágora griega? eso demuestra que no estamos tan lejos en los tiempos, aún cuando las tecnologías parecen decir lo contrario. ¿Ha cambiado en algo el ser humano? ¿sus pasiones, sus instintos, su cerebro o su alma?
Me temo que no, así que a seguir viviendo cada cual dignamente con sus valores, por mi parte apoyando el 15M, el 19J y los que vengan.

Muy bueno lo de Forges que al igual que El Roto y otros intelectuales, no necesitan lamer el culo a nadie para estar presentes en los medios de información o publicar sus libros.

saludos, camarada.