lunes, 28 de julio de 2014

Uno de los nuestros


El pasado sábado leía  la noticia que constataba de una vez por todas  lo que muchos ya intuíamos, y otros tantos sabían:  la naturaleza  mafiosa de Jordi Pujol, de CiU y de su proyecto nacional de país. Tras cerrar el periódico le dije al camarero que el cortado me lo cobrase sin IVA. Se lo dije en catalán, por si de ese modo mi petición resultaba más convincente, pero no coló. El camarero estuvo muy fino y me contestó que si me lo cobraba sin IVA, él se llevaba el 4%.
Jordi Pujol, ese hombre, esa nación. Fundador de CDC, CiU e ideólogo del nacionalismo catalán contemporáneo; encarnación de la  santísima trinidad del catalanismo; arquitecto moral y político del proyecto nacional catalanista; modelo cristiano, ético, moral, humano y político a seguir durante lustros para gran parte de la población;  origen indiscutible del actual proceso soberanista; faro y timón; imagen y semejanza  de lo peorcito de la burguesía y de la payesía catalana. Jordi Pujol,quien durante  décadas ha  impartido a diestro y siniestro, frente a  la mismísima Historia, lecciones de moralidad y patriotismo, escribía lo siguiente  el año 1976  en las páginas 65, 67 y 68 de  su libro “La inmigració, problema i esperança de Catalunya. Editorial Nova Terra. Barcelona:
“… el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (…) es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad. A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia su propia perplejidad, destruiría Catalunya. E introduciría su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir, su falta de mentalidad.
El año en que Jordi Pujol publicó estas palabras, Carmen tenía 11 años. Hacía 5 que había llegado a Catalunya,  junto a su familia, procedente de un pueblecito de El Temple  granadino. Con el dinero que el padre pudo reunir durante los cuatro años que trabajó  en Alemania, la familia pudo ubicarse en un piso  del Instituto Nacional de la Vivienda, en vecindad con  otras tantas familias de trabajadores andaluces.
Carmen se educó en los llamados Colegios Nacionales. Fue una alumna aplicada. Ella, igual que la mayoría de sus compañeras, aguantaban pacientemente y sin inmutarse las innumerables discriminaciones de las que eran objeto por parte de algunos de sus profesores  y de compañeras nativas. El censo del pueblo donde fue a recalar estaba compuesto en su mayor parte por población autóctona. Allí no solo no estaba prohibido hablar la lengua propia de Catalunya, sino que se enseñaba en el colegio. De hecho, el hijo  del alcalde franquista, al morir el dictador, se reconvirtió a la nueva democracia y encontró en CiU la organización idónea desde donde continuar con su labor política y medrar con sus negocios sin cambiar de idioma.
Un 23 de abril de finales de los 70  Carmen redactó la mejor redacción del concurso de literatura convocado por el colegio. La redacción fue premiada, pero la muchacha que recibió el premio y que apareció como la autora del trabajo que escribió Carmen  era otra ,  hija del pueblo, perteneciente a una larga estirpe catalana de amplia tradición caciquil cuyo cabeza de familia acabaría por detentar durante  ocho años algunas concejalías con CiU.
En aquellos años de transición, un día  Carmen fue invitada a una fiesta de cumpleaños en casa de una niña catalana. La mamá anfitriona la presentó a las mamás de las otras niñas diciendo que era andalussa, pero que era 'bona nena'.
Llegada a la edad de recibir por primera vez el sacramento de la Eucaristía, Carmen asistía semanalmente  a la catequesis obligatoria después de la cual tomaría la primera comunión. El mossen, un tipo de barriga pantagruélica y de rancio abolengo catalán, se enfadaba si alguna niña erraba en las respuestas a las preguntas sobre el catecismo. Cuando el cura estaba especialmente motivado y quería ser efectivo con su apostolado,  amenazaba a las niñas con enviarlas a la ceremonia de primera comunión especial para castellanoparlantes si la semana siguiente no se sabían todas las preguntas.
A pesar de todo, Carmen fue formándose y creciendo. Al cumplir los 16 años tuvo su primer trabajo. Lavaba cabezas en una peluquería a las señoronas que la despreciaban por su origen  y compaginaba el trabajo con los estudios de Formación Profesional en la especialidad de administrativa. Al poco, fue contratada por el propietario del horno del pueblo de 'tota la vida', donde despachaba pan hasta la tarde. Cuando acababa su turno asistía al Instituto para cursar el bachillerato y el COU en horario nocturno. Pasaron los años y Carmen siguió trabajando en varias empresas y al mismo tiempo formándose, hasta que consiguió licenciarse en la universidad. Un año después  obtuvo un postgrado y finalmente un máster. Ahora, a  sus 49 años,  esta andaluza  desarrolla un trabajo de cierta responsabilidad en una empresa multinacional ubicada en Catalunya. Desde que cumplió su  edad laboral, Carmen nunca ha estado en paro; siempre ha pagado sus impuestos; nunca le ha robado nada a nadie. Lo que tiene lo tiene, única y exclusivamente, gracias a su esfuerzo.
Las historias de  Carmen  y de Jordi Pujol son paralelas. Mientras ella y sus padres trabajaban con denuedo, honradamente, por forjarse un futuro, cumpliendo religiosamente con sus obligaciones  ciudadanas, el creador del proyecto nacional catalán   iniciaba la reconstrucción de su Catalunya, inspirada,  como en las mejores leyendas filofascistas, en un instante de iluminación místico y, de paso, sentaba las bases para acumular una gran fortuna producto del latrocinio, de la rapiña, del robo colectivo, propios de la más asquerosa delincuencia  de la que, a día de hoy, todavía no conocemos el verdadero alcance.
El catalanismo que diseñó Pujol  y su herramienta de ejecución -Convergencia Democràtica de Catalunya- están fundamentados en el texto que aquí referencio. No podía ser de otra manera. El proyecto nacional catalanista  de  Jordi Pujol y CiU  están regados  con   aguas fecales que manan de la codicia, de  la xenofobia, del racismo y  del fascismo  más  pestilentes,  y a menudo sus orígenes se remontan a algunos de los elementos  más reaccionarios del franquismo. De este texto de 1976 -que hoy día firmarían en la intimidad la mayor parte de dirigentes, votantes  y militantes de CiU y de ERC- solamente hay que permutar el gentilicio del inmigrante y escribir gitanos o judíos  en lugar de andaluces  para vislumbrar entre las palabras, muy nítidamente, el rostro de los peores monstruos de la historia europea del siglo XX.
El de Jordi Pujol y toda su casta es  un pensamiento similar al de Sabino Arana, o al de Primo de Rivera,  que en Catalunya  arraigó en la burguesía y en la payesía  desde los tiempos de Valentí Almirall, del Dr. Robert y Enric Prat de la Riba para neutralizar el incontenible movimiento obrero que estuvo a punto de hacerles perder sus privilegios de clase. No hay más repasar algunas de las glosas de Eugeni d’Ors. (Vale la pena echarle un vistazo a algunos libros  del historiador Joan Lluis Marfany para conocer a fondo las raíces profundamente racistas del nacionalismo catalán. Por ejemplo “La cultura del catalanisme. El nacionalisme català en els seus inicis, Ed. Empúries, Barcelona, 1995.)
Sin embargo, la Historia  a veces se alía con la vertiente más poética de la justicia y nos revela que los grandes hombres, aquellos que imparten desde sus trajes  barrigudos cortados a medida lecciones de patriotismo, moralidad y ciudadanía, no son más que unos vulgares chorizos que han utilizado del modo más torticero que se pueda llegar a imaginar todos los elementos que construyen el sentimiento  identitario de un pueblo.
Ante este lodazal humano, político y social en el que nos ha revolcado  Jordi Pujol y su nacionalismo,  ERC  se mantiene equidistante, como no podía ser de otro modo.  De hecho, Alfred Bosch ha declarado que la infamia que se ha dado a conocer  recientemente no tiene porqué influir en los pactos de gobierno ni en el proyecto común hacia la independencia.  A pesar de que ERC es un partido fundado en 1931 y  que cuenta con más solera que el tinglado mafioso que  pergeñó Pujol a partir del año 1978, su ideología y su esencia es  a día de hoy hija política de CiU. Y es que ERC es  heredera  de ese nacionalismo rancio, racista y pernicioso que castiga con la discriminación a quien no pague su 4%  o a quien no  gemine la “L” adecuadamente y que, a costa de la clase  trabajadora,   ha engordado el bolsillo  a un centenar de familias,  amén de al propio Pujol, valedores de grandes privilegios a lo largo de todos estos  años de democracia.
No en vano, uno de los padres fundadores de ERC, Heribert Barrera, al que ningún dirigente de este partido desautorizó, decía hace apenas 13  años  que  el coeficiente intelectual de los negros de los Estados Unidos es inferior al de los blancos”, o también que "Si no hemos llegado a integrar a los inmigrantes del sur de España cuando nos encontrábamos en una proporción de uno a uno, ¿cómo podemos esperar que, con una proporción de dos o tres contra uno, podremos integrar una gente más alejada de nosotros en cuanto a cultura, religión o  patrimonio genético…? [!!].  Hay una dimisión ante lo que parece inevitable o una cobardía por miedo a ser acusado de racista o poco progresista que ha silenciado unas verdades que a mi me parecen indiscutibles. (…) si continúa viniendo gente de fuera, desde el punto de vista de la identidad catalana, no habrá nada que hacer  (Qué pensa Heribert Barrera, d’Enric Vila. Deria Editors. Barcelona. 2001)
Por eso,   a pesar de aparentar ser un partido progresista y de izquierdas,  la mierda de Pujol y de su familia de delincuentes  parece no importar a ERC, perquè, al cap i a la fi, Pujol es de casa nostra. Porque al fin y al cabo Pujol es de aquí. Per què Pujol  es un dels nostres. Porque Pujol es uno de los nuestros.

De modo que con toda la ira, acritud y la mala leche que pueda llegar a reunir, grito ahíto, como si fuese un  disparo, que me cago en la familia Pujol, me cago en la Catalunya de CiU, me cago en toda su estirpe, me cago en ERC, me cago en el proceso independentista y me cago en la puta codicia que lo cagó y que los cagó a todos ellos. Estos tipejos no son catalanes. Estos tipejos son, en palabras del propio Pujol, la  "muestra de menor valor social y espiritual" de Catalunya, y de cualquier otro lugar donde hubiesen nacido.

58 comentarios:

Ire dijo...

Yo también me cago en la codicia de los Pujol, y de los Millet, y en la larga tradición caciquista española, y en su escaso o nulo conocimiento y aprecio de la democracia, y en sus reiterados intentos de instaurar, restaurar, reinstaurar una monarquía absolutista, y en los Bárcenas, Camps, Urdangarines y demás que pueblan nuestra simpática geografía, con su folclore y sus particularidades idiomáticas y culturales....

Por favor, Hablador, no és això, company, no és això.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

¿Y qué nos queda, Ire? Cargar la palabra de ira, rabia y verdad, que ya va siendo hora de decir unas cuantas cosas sin pañitos calientes.

Si tu has vivido en Catalunya, tienes una cierta edad y no eres "uno de los nuestros", deberías saber perfectamente a lo que me refiero.

Por lo demás, echa un vistazo al histórico de este bloc y verás que no soy nada sospechoso de enmendarle la plana a ningún chorizo, se arrope con la bandera que se arrope

¡Salut, companya!

ESTER dijo...

Con tanta caguera habrás de hacer un buen acopio de papel de WC. Scottex, que es finito y no irrita.

Y ahora, ¿qué?

Besos, Ester

El niño vampiro dijo...

Se puede decir más alto... No puedo estar más de acuerdo contigo. Lo más inquietante es lo que oculta el Molt Despreciable, porque esto es el viejo truco de confesar el pecado menor (!!!) para ocultar los gordos de verdad.
Eso sí, lo que muchos denunciábamos ha quedado ya claro para todos: la naturaleza pútrida del ideario nacionalista. A esta gentuza la patria, la lengua, la cultura y la sociedad catalanas se la trae al fresco. Como muy bien dices, se trata de una mafia, pura y simplemente. Una mafia xenófoba, totalitaria, manipuladora, corrupta y algunos adjetivos más.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ester, ahora a actuar en consecuencia y votar a quien se lo merezca

¡salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Niño, lo bueno es que muchos van a huir hacia adelamnte. Estos tipos son especialistas en escurrir el bulto y, como dices, en manipular al personal. Aquí no ha pasado nada. Se limpia un poco de aquí y de allá y listos.
Al día siguiente de la noticia volví al mismo bar a tomar café. Llegué un poco tarde, a las 11h y pense que no podría leer La Vanguardia, que estaría ocupada. Pero no. A pesar de que el bar estaba atestado, La Vanguardia y El Periódico descasaban plácidamente, olvidados sobre una mesa, como si la noticia que traía en portada no existiese; como si la realidad de ese día se hubiese esfumado.

¡Salud!

Anónimo dijo...

Mañana como hoy sonara el despertador, a las 7, es por lo que obligadamente tengo que estar de acuerdo con IRE, lo siento pobrecito..., lamentable que un personaje que se había hecho un rincón en la historia, nos guste o no, como "muy honorable" ahora pase como ¿? totalmente decepcionado... y lo más lamentablemente no lo despojaran de las prebendas que tiene auto concedidas....

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

No entiendo qué quieres decir con lo del despertador y la relación que tiene con el comentario de Ire.
¿Puedes explicarlo, por favor?

Anónimo dijo...

¡Bravo!

Manel Guzmán dijo...

Suscribo punto por punto lo dicho.

Salud

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Salud anónim@
Un beso Manel

Ire dijo...

De acuerdo, Hablador, pero tu escrito tiene cierto tono racista que en absoluto se ajusta a la realidad catalana con respecto a los inmigrantes, como mínimo desde que yo tengo uso de razón. No puedo, por lo tanto, aplaudir tu prescripción, aunque solo sea como medio catalana que soy.

Por lo demás, un chorizo es un chorizo, en Vic y en Cantimpalo.

Saludos

Juan Nadie dijo...

Entiendo y comparto el cabreo. No soy catalán, pero amo a Cataluña, incluso hago mis pinitos en catalán, no como Aznar, sino de verdad.
Bueno, miremos las cosas desde un punto de vista positivo. Quizá todo esto sirva de una vez por todas como catarsis para una regeneración política que necesitamos ahora mismo como el respirar. No sólo en Cataluña, sino en el resto de España.
Casi dará lo mismo que nos devuelvan el dinero.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ire, no he podido evitar sonreir cuando he leído tu comentario. De manera que alguien que denuncia documentadamente el sesgo racista de un proyecto político y de una determinada clase política y ciudadana es el racista. Es como si ahora denunciase a ciertos ciudadanos de Alhabama por pertenecer al KKK y se me tachase a mi de racista por hacerlo. Por eso me he sonreído

Ire, con respecto a la opinión que el nacionalismo catalán y sus seguidores tienen de los inmigrantes en Catalunya de uno y otro punto cardinal, hay una extensa bibliografía. Las bibliotecas y las hemerotecas son tozudas. Yo, por sintetizar, he puesto ejemplos de los inicios y de estos tiempos. Pero más allá de las hemerotecas está la experiencia personal de cada cual, la experiencia diaria de millones de personas que llegaron a este lugar para ganarse la vida, enriquecer a unos pocos y encontraron, en algún momento u otro de su vida desprecio y discriminación. No hace falta irse al Carmelo, a la Mina, o a Bellbitge. No sé si te suena el nombre de José Montilla, honorable president de la Generalitat. Los cachorros de esta gentuza de CiU se inventaron el apelativo de 'amontillado' para describir el tipo de catalán que hablaba el presidente cordobés, emigrante e hijo de jornaleros, igual que la Carmen de mi entrada.

No sé cual es tu experiencia. Sea la que fuere, te tengo por una persona inteligente y observadora. Otra cosa es que prefieras no mirar donde no conviene.

¡Salud!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Gentuza de CiU y también ERC, perdón, que los había olvidado.
El concejal de ERC del pueblo donde vivo le dijo un día a una persona muy próxima a mi que ellos eran los llamados a gobernar este país ( él no tiene ni el BUP). Que (literalmente) lo que viene de fuera es genteta (gentecita), gente poco cristiana que se ha criado en la miseria, muy dada a las juergas y al mal vivir.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Juan, ojalá tengas razón y de esta etapa sucia y pringosa, vergonzante para todos, salgamos limpios y con la lección aprendida.

¡Salud!

Ire dijo...

Hablador, nunca he sido ni seguidora ni siquiera simpatizante de CIU o Unió. Nada más lejos de mi percepción de la política que la suya, en todos los sentidos. Te recuerdo, como creo que ya he hecho en algún momento, que lo del "independentismo" simplemente los ha arrastrado, no fue una propuesta que viniera de sus filas. En realidad, siempre ha estado bastante lejos de sus planteamientos políticos e ideológicos. ERC sí, lo ha sido siempre, pero también es cierto que parecen tener mayor apoyo popular actualmente del que habían tenido en el pasado. Es posible que lo que haya cambiado sea la mentalidad de los catalanes, con independencia de los políticos que hayan ido mandando en Cataluña.

No sé cuál ha sido tu experiencia, pero la imagino traumática. Hemos tenido algún que otro "encontronazo" por ahí en ese sentido. Si ha sido así, lo lamento enormemente, y no hay ni un mínimo de ironía en lo que te acabo de decir. Yo lo único que puedo decirte es que amigos catalanes de "pura cepa" creo que no tengo ninguno. No, miento, uno.

Saludos

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

El proceso actual de hipotética independencia es consecuencia directa del proyecto de CiU, es decir, del proyecto Pujol. Los actuales dirigentes y militantes de ERC son, en su gran mayoría, descendientes de convergentes y la escisión en el PSC viene dada también por un sector de su militancia que considera que lo primero es ser catalán y después todo lo demás.

Yo quiero de verdad que se haga la consulta y que ya se callen para siempre, aunque mucho me temo que no será así porque, como sabes, la cuestión identitaria de los pueblos es la cortina de humo perfecta para desviar otro tipo de reivindicaciones de clase mucho más productivas para la gran mayoría, pero perniciosas para la clase privilegiada.

No te preocupes Ire. Cuando debato o polemizo contigo lo hago muy a gusto. No solemos estar de acuerdo en casi nada, pero me haces pensar y darle vueltas a las cosas

¡Salud!

Ire dijo...

Eso está bien. Yo en otros blogs ya ni entro ; )

Es complicado. Difícil ponernos de acuerdo porque las perspectivas y las visiones son diferentes. Lo de la identidad para mí es una chorrada más, si me lo permites, para desviar el auténtico problema de fondo, que no es otro que la falta de autonomía para tomar nuestras propias decisiones en temas que nos afectan directamente, como la educación, por ejemplo, importantísimo bajo mi punto de vista, supongo que porque soy de letras.

El placer es mío, y te lo digo totalmente en serio.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

ERC y CiU ya gestionan la educación y la sanidad en Catalunya. Tienen plenas competencias. Las ratios han aumentado, las tasas universitarias son las más altas del Estado y a inicio de cada mes nos desayunamos con un centenar menos de camas hospitalarias y algún que otro CAP cerrado. Y que no me digan que es cu. lpa del gobierno central, de la balanza fiscal, y bla bla bla.
Estos tipos nos venden la moto de que de ser independientes seríamos en cuatro días como Dinamarca.En realidad, el modelo que tienen en mente es el mismo que aplica el PP en España, porque son de la misma especie. DE hecho, CiU son, en ese sentido una avanzadilla de las políticas neoliberales más recalcitrantes a nivel estatal, junto con ERC. Juntitos, juntitos, han aprobado los presupuestos más antisociales de la historia de la autonomía

¿Una independencia con esa cuadrilla? Ponte a temblar

Ire dijo...

El gobierno central ha obligado a la Generalitat a pagar una cuota por anticipado en previsión, de cara al próximo curso, de los "millares" de solicitudes de escolarización en castellano que se avecinan ¿Sabes cuántas familias lo han solicitado, de momento, y ya ha pasado el plazo? Ninguna. Pero la pasta está retenida, por si las moscas ¿Será devuelta? No. Todos los que querían hacerlo ya lo han hecho, bajo la instigación de Ciudadanos y del PP. Y según resolución judicial habrá que enviarlo todo a rodar. En Baleares, nada sospechosos de estar "manipulados" por CIU o ERC, ya sabes qué pasó a inicios del curso anterior.

Carlos dijo...

Pujol ha hecho mucho daño en sus 23 años de mandato y ahora se destapa parte de su mierda. El cultivo del nacionalismo excluyente, promovido desde las escuelas y medios de comunicación desde hace tantos años, ha calado y eso nos lleva a una situación de fractura social muy peligrosa. Es muy triste que (sin ánimo de herir) se haya potenciado la cultureta más provinciana, cuando la misma capital catalana fue estandarte de avanzadilla cultural, incluso en tiempos de Franco.
Y ahí están los de ERC que no tienen que mover un dedo y todo les vendrá dado. Nunca un partido tuvo que hacer menos para obtener el poder, solamente dejando hacer al resto y alineándose con la "marea" popular. Se confirma que aquí, a derecha e izquierda, siempre ha mandado la misma burguesía.
Y los que no queremos enfrentarnos con otros pueblos ¿donde nos situamos?. Y los que entendemos el nacionalismo, venga de donde venga, como un paso atrás ¿qué pintamos?. Joder, han conseguido aislarme en mi propia tierra mientras la rancia derecha española me apuntala por el otro lado. Como muchos, ando perdido.
Palabras punzantes y claras Hablador.
Un abrazo.

Ire dijo...

Dices "avanzadilla cultural en tiempos de Franco". Hombre, esperemos que aquellos tiempos de clandestinidad no vuelvan a repetirse, no?. Yo preferiría hablar de normalidad cultural. Sinceramente, estoy convencida de que buena parte de los problemas actuales de Cataluña con el resto se derivan de la falta de aceptación de la "diferencia cultural" precisamente. Ni mejor ni peor, solo "diferente". Hasta que eso no se acepte el problema está asegurado.
Otra cosa, ¿es normal que una empresa catalana, fabricante de bicicletas, haya ganado una oferta pública para suministrar todo el equipo de "bicing" por su innovación en materiales, a un país extranjero, y deba dar su producción fuera de España por falta de financiación? Y como este ejemplo, mil.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Carlos, subscribo palabra a palabra tu comentario. Me consuela, al menos, no sentirme solo en este desierto repleto de gente que baila al son de un flauta hipnótica, irracional y mendaz.
Un abrazo

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ire, lo que no acabas de entender o no quieres entender es que la burguesía catalana ha utilizado ese llamado hecho diferencial catalán, no para enriquecer cultural, social y humanamente al pueblo, sino para defender unos privilegios de clase y desviar los problemas, y por tanto, las políticas que realmente son provechosas para los ciudadanos.
Todo nacionlismo funciona igual, allá donde vayas. Las clases adineradas cambiaron los modos de vida de sus propios territorios a través de la industrialización que ellos mismo propiciaron, gracias a la cual apareció una gran masa de trabajadores que amenanazaban con destruir las bases socioulturales sobre las que se asentaban sus privilegios. Ese diferencia cultural de la que hablas y que pregonan estos tipos no es más que la herramienta de contención de la conciencia de clase, de la reivindicación salarial, de la reivindicación de la educación y la sanidad universal. El nacionalismo y sus hechos diferenciales no son más que un puto engaño, que traen tras de si exclusión, racismo, xenofobia y desigualdad social

Carlos dijo...

Ire, mi queja viene porque nos han querido imponer una manera de pensar y una tradición milenaria que me recuerda mucho a la de tiempos pasados. Si todo hubiera fluido con normalidad, la explosión musical creativa de los años 70 hubiera tenido continuidad (sin los montajes posteriores) o la industria editorial hubiera hecho de Barcelona una de las capitales mundiales del sector, con la posibilidad de crear una feria acorde a su importancia. Barcelona seguiría estando en la vanguardia del diseño y no sería tan solo una ruta turística para cruceros. La mafia pequeñoburguesa, ha querido abanderar este país a través de las "tradicions" y el mensaje machacón de que "Madrit ens roba". Mientras se han potenciado los "castellers" hasta cotas inimaginables, se han ninguneado a los mejores autores en lengua castellana: Marsé, Matute, Mendoza, Vila-Matas....
Se financian a los creadores de una nueva historia (véase Institut de Nova Història), se crean programas televisivos donde machaconamente nos envían mensajes perniciosos contra los incómodos vecinos, se levanta una bandera más grande que la de los otros... Hay cosas que no se están haciendo bien y yo no me veo identificado con esta "diferencia"(y mira que me encantan las diferencias). Y lo que pasa es que cuando no estas con ellos, automaticamente estas en el bando enemigo. Y es por eso que nunca me había sentido más despistado y fuera de lugar.

Babe dijo...

Y la cosa se caldea de este a oeste, de norte a sur.

Esta semana mi hijo de 6 años comenzó la siguiente conversación:
-¿Mamá y tu compras comida catalana?
-Sí.
-El abuelo no lo hace porque dice que los catalanes nos tangan.
-No hagas caso al abuelo, eso es mentira.
-¿Y por qué nosotros compramos comida catalana?
-Porque en Cataluña viven muchas personas como nosotros que trabajan cada día y no merecen que hagamos eso.

Yo también me cago en todos los que se suman a este circo de codicia y envidias. Quien tenga complejos al puto psicólogo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

O que se los coma, solito, con un poco de all i oli

Tengo una visión: Jordi Pujol escribiendo en una pizarra, hasta su muerte, la respuesta que le diste a tu hijo : "en Cataluña viven muchas personas como nosotros que trabajan cada día y no merecen que hagamos eso." No habría mejor condena

Lansky dijo...

Sigo a Ire desde hace tiempo en sus comentarios en distintos blogs siempre ponderada salvo cuando se toca el tema independentista. Entonces aparece un nuevo avatar suyo y justifica las manipulaciones nacionalistas con eso de "tomar nuestra propias decisiones"(sic) ¡Qué inocencia, Dios! en alguien tan sensato en otras cuestiones, y es por la parte emocional, nada de racional, que tiene este asunto, que visto fríamente, aunque es difícil, viene a ser una pelea por adjudicarse los súbditos, que no ciudadanos, por unas u otras mafias, las pujolistas o las rajoyistas, por simplificar aunque el asunto es más amplio en sus protagonistas.

Pero sí, instalar una nueva frontera, con todas las que ya existen en el mundo para su desdicha, (para desdicha de los "de abajo" y satisfacción de los de siempre), se propone como la solución de casi todos los problemas.
No puedo estar más de acuerdo contigo Pobrecito.

Un saludo a los dos nombrados (a Ire también, desde luego)

Babe dijo...

jajajaja, me le imagino en una pizarra de Hobbits, de pie y enfadado, pero cumpliendo su condena...

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Lansky
Lo has clavado. Se trata, ni más ni menos, que de hacerse con una millonada de contribuyentes que sigan aportando su mordida en forma de impuesto para enriquecer a los capos que han tomado en nuestro país la forma de políticos. Ni más ni menos.
Salud, Lansky

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

de Hobbits no Babe, de Yodas, Yoda Pujol. ;)

Belén dijo...

Mariano!:... Y vuelta la burra al trigo. Nada cambia bajo el sol, ni en Cataluña, ni en ningún otro lugar... Sospecho que de lo que se tratará estos días es de remover mucho la mierda por encima (simplemente huele), pero dejarlo todo como está. Me ha encantado lo de "Sabido" Arana. Y tan "sabido"!!. ¿Sabías que cuando se alude al PNV como el partido "jeltzale", en realidad se está haciendo referencia a un acrónimo que supongo que inventaría "Sabido": J.E.L.?. Te traduzco: "Jaungoikoa eta Lege Zaharrak". O sea: Dios (-el señor de arriba-, y las viejas leyes. Esas leyes que preconizan "moralidad", "castas", etc... a las que tan bien aludías tú, y que supuestamente "legitiman" (y con los votos conseguidos año tras año, también "legalizan"). ¡Ascazo!. Miiiiiillll besotes.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

¡Ahívá! Pues lo de Sabido es una errata. Jajajaja. Ahora bisbo lo cambio

¡Qué curioso! Fijate que me parece ingenioso, y hasta poético. No lo sabía no, y es muy significativo. Dibuja perfectamente las esencias del pensamiento al que alude

¡¡Besos, Belén!!

Ire dijo...

Sí, Lansky, cuando sale "el tema" mi lado "emocional" se apodera de mí, el espíritu convergentoindependista, inculcado desde el jardín de infancia mediante mensajes subliminales, escondidos en las diapos según las mismas técnicas que la Gestapo, pero en catalán, me hace volver verde y me obliga a comerme crudos a los niños de los inmigrantes, no sin antes envolverlos en la estelada y haberles obligado a cantar el Virulai, acompañados de pa amb tomàquet i all-i-oli. Y claro, luego me acomplejo.

Supongo que me permitís la ironía al menos.

Venga, nos vemos por ahí.
Hasta otra.
Saludos

Lansky dijo...

Por mi parte, Ire y ya que te diriges a mí y no al dueño del blog, te diré que la ironía es bienvenida, y reírse de unos mismo uno de los ejercicios de salud mental mejores.

Siguiendo con la ironía: el franquismo era un régimen (una dictadura mitigada por la incompetencia“¿En qué sentido empleo el término régimen? En el sentido de construir una estructura de poder en la cual los ciudadanos, además de estar sujetos a las leyes basadas en unos derechos garantizados por una Constitución democrática, son también obligados a cumplir ciertas normas de otra naturaleza, impuestas por ciertas élites sociales y culturales que se consideran los representantes auténticos de la patria. Si la vulneración de las leyes democráticas comporta sanciones legales, la vulneración de las normas del régimen comporta la exclusión de la comunidad, la consideración de traidor: como ya hemos dicho, de anticatalán.” Ay, perdón, hablaba del Franquismo españoles, no del independentismo catalán.

Pero tu ironía es una parodia más bien, nadie ha dicho que estés idiotizada desde el jardín de infancia, sino que en este tema te equivocas radicalmente, y es muy probable que sí, que tú como tantos estés manipulada lo que es menos insultante quizás, pero más grave, porque tiene mala solución. De todas maneras la ideología es menos perdurable que el carácter.

Ire dijo...

Lansky, me he dirigido a ti porque ya sabemos qué pensamos sobre este tema tú y yo, y porque me ha hecho gracia lo del lado "emotivo". El texto pretendía ser un resumen o compendio paródico de las diversas opiniones aquí vertidas, bastante más "viscerales" que las mías.
He explicado mi punto de vista, creo que del todo "racional", es decir:
- No quiero que se toque una escuela que funciona, aunque algunos se empeñen en hacer creer lo contrario.
- No quiero que todavía haya más recortes en educación o desvíos de dinero por decisiones del tribunal, por muy constitucional que sea.
- No quiero que la gente de valor de mi entorno se tenga que ir a trabajar fuera porque no tendría por qué.
- No quiero que los que se queden formen parte de una generación perdida, cuando han sido formados en las mejores universidades europeas, muchas de ellas en Cataluña.

Como esta situación no es nueva, no tengo ninguna confianza en que si las cosas siguen como hasta ahora vayan a arreglarse algún día. Lo único que harán será empeorar, y a las pruebas me remito.

¿Qué hacer? That's the question, pero en cualquier caso la última opción es dejar que las cosas sigan como están. No quiero. Si tu ves ideología ahí, yo solo veo hartazgo.

Lansky dijo...

No quieres, no quieres, no quieres, yo tampoco quiero, no quiero y no quiero, para Albacete tampoco, ni para mMdrid. Y tu respuesta, de eso se trata, es poner una nueva frontera. Estupendo, racional a tope.

Ire dijo...

Bueno, Albacete tendrá sus reivindicaciones, tan legítimas como las de cualquier otra región. El modelo de país que tenemos no me lo he inventado yo. Lo único que puedo hacer es intentar cambiarlo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

En mi opinión, Ire, muchos habeis caído en una trampa para osos que ya está oxidada: creer que una independencia cambiará el modelo. Creer que la independencia generará un país diametralmente opuesto al que ahora tenemos. Pero no es cierto, entre otras cosas porque la iniciativa surge de las mismas personas que han hecho de Catalunya la pionera de la corrupción en España y a la postre un autético estercolero, muy similar a la Valencia o a las Baleares del PP, a las Baleares del Matas.

Jordi Évole le preguntó en "Salvados" a Mas. ¿Una Catalunya independiente subiría las pensiones? No, contestó Mas. ¿Una Catalunya independiente derogaría la reforma laboral? No, dijo Mas. ¿Una Catalunya independiente bajaría las tasas universitarias? No, dijo Mas. Entonces Evole prguntó. ¿Y para qué queremos Independencia?. A lo que Mas respondió con una larga perorata retórica y vacía de contenido.

ERC, que estos días difunde el discurso de la podedumbre del sistema autonómico y de la independencia como método de limpieza, ha aprovado junto con CiU los presupuesto más retógradas de la Historia y es coómplice, entre otras cosas, de cerrar plantas hospitalarias con premeditación, nocturnidad y alevosía, aprovechando el veranito en el que la atención sobre la realidad parece relajarse.

Y así...

¿Tú crees, de verdad, que con estos mimbres tendríamos otro cesto? Porque imagino que no dudas de un gobierno de estos mismos en el caso de que Catalunya sea independiente, por lo demás, cosa poco probable.


Fijate tu por donde, el andaluz Montilla construyó más hospitales en 4 años que CiU en 23. Y no cerró ninguna planta (!!), como ha hecho ERC. (Y no soy nada sospechoso de ser del PSC, ni siquiera simpatizo). ¿Quién es más catalán? Ah!, claro, Mas y Junqueras, porque quieren la independencia.


Con todo el cariño Ire. Me da la sensación de que cuando lees argumentos incontestables miras hacia otro lado, no los enfrentas, y te refugias en una irracionalidad poco productiva, muy propia del pensamiento nacionalista, que no es más una gasa opaca que a la que sopla un poco de viento deja ver tras de si las verdades.

¡Salud!

Ire dijo...

Hablador, ¿cuándo he hablado yo mal de Montilla?. La única etapa de la política catalana, que yo recuerde, que logró esperanzar un poco fue precisamente la del tripartit. Si leyeras lo que escribo, en lugar de obcecarte, verías que en otro de tus posts dije que el origen de la situación actual catalana hay que buscarlo precisamente en la descuartización del Estatut, y del uso higiénico que le dieron aquellos que 'podían prometer y prometieron'. Montilla encabezó la primera manifestación multitudinaria de protesta en Barcelona ante lo que a todas luces no había más que una pantomima del PSOE. Yo no sé si Montilla llegó a creer en ello en serio alguna vez o no, pero la manifestación recibió su apoyo y él estuvo allí aguantando el tipo y dando la cara, que yo lo vi. También añadí que CIU y Unió, sobre todo, ya se habían encargado previamente de adelgazarlo un poco, por aquello del "peix al cove", que seguro que te suena. Es posible que estemos manipulados, no te le discuto, pero tampoco somos tan ingenuos como nos pintan.

Salud

Ire dijo...

Y a quienes no verás nunca por esos "saraos", lógicamente, es al PP y a Ciudadanos. Ya sabes, si parece un huevo, huele a huevo y sabe a huevo es que es un huevo. Aunque quiera parecer una castaña.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Creo que si algo es obcecación es pretender que hasta Montilla (PSC) sea independentista o nacionalista. Por cierto, otro de los errores históricos de los partidos catalanes que pretendidamente defendían o representaban los intereses de los trabajadores ha sido el de bailar al compás del discurso que construyó Pujol en la transición y sobre todo después del caso Banca Catalana.

Y si lo que quieres decir es que yo tengo algo que ver con el PP o Ciutadans, estás cometiendo otro grandísimo error, el del maniqueísmo filofascista de CiU y ERC que dicta lo siguiente: quien no está conmigo es españolista.

Eso es lo que estos suelen decir cuando les terminan los argumentos. Pujol, un hombre un. partido, una nación. CiU, un partido, una nación. (Ahora el relevo lo recogerá ERC.) ¿sabes quién decía lo mismo?

Soy internacionalista. Creo que en un mundo de hombres y mujeres libres, solidarios entre sí que no se explotan los unos a los otros. Mi modelo de nación es la que no existe porque sueño con un mundo sin fronteras, plural, multicultural y diverso. Por eso hago lo poco que está en mi mano para desenmascarar a los hijos de puta que se aprovechan de los sentimientos de pertenencia a una comunicad y a una cultura en pos de su propio y único beneficio con el único fin de seguir disfrutando de sus privilegios.

Esa es mi obcecación

Ire dijo...

Solo he nombrado los dos partidos que faltaban en el espectro, Hablador.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ya, y yo solamente me he definido.

Lansky dijo...

Y yo me recito demi comentario extenso de más arriba: "...obligados a cumplir ciertas normas de otra naturaleza, impuestas por ciertas élites sociales y culturales que se consideran los representantes auténticos de la patria"(Bonita trasmutación: pujolismo=catalanismo=independentismo)

Mi patria son mis zapatos, alli donde estén con mis pies, o eso me gusta pensar, aunque las leyes no me lo permitan a menudo

Ire dijo...

That's the problem.

Ire dijo...

Pero lo más problemático de todo, y eso sí que me entristece porque confirma que no hay ni entendimiento ni solución posible, es que a pesar de los pesares, de lo hablado y por hablar, seguís identificando a Pujol como "el primer catalán sobre la faz de la Tierra". ¡Y encima independentista! No sé qué os molesta más, la verdad, que haya estafado a los catalanes de la manera que lo ha hecho, que haya llevado a cabo una política de lo más propicia y cómoda para el PP, sobre todo, o, simplemente, que hable en catalán.

fiorella dijo...

Como siempre, tus posts no tienen desperdicio alguno. Me tomé el atrevimiento de poner el link en un comentario mío en otro blog..." Aunque es un caso de ahí, resulta de índole universal, estos personajes y sus comportamientos están globalizados.
Les dejo un link de alguien, que escribe exquisitamente y que publicó un post referido a ese personaje de ahí pero que podría ser de acá. Un beso.
http://elpobrecitohabladordelsigloxxi.blogspot.com/2014/07/uno-de-los-nuestros.html". El blog donde comenté es este: http://idiota-internacional.blogspot.com/, también lo escribe alguien las cosas claras, date una vuelta y leételo.
Textos como los tuyos tienen que ser leídos. Siempre te leo. Un beso

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ire, crec que el que m'emprenya de Pujol, de la casta i del projecte que ha crescut a la seva ombra ja ho he explicat molt clarament al post. ¿Te'n adones com caus en les mateixes misèries que aquesta gent? ¿De veritat creus que em molesta que es parli català? Dona... :(

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Ire, crec que el que m'emprenya de Pujol, de la casta i del projecte que ha crescut a la seva ombra ja ho he explicat molt clarament al post. ¿Te'n adones com caus en les mateixes misèries que aquesta gent? ¿De veritat creus que em molesta que es parli català? Dona... :(

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Fiorella, eres tremendamente generosa. Te egradezco infinito tu comentario y la referencia. Da vértigo y una inmensa alegría saber que hay amig@s al otro lado del océano. No dudes que le echaré un vistazo al blog que me dices
Besos, Fiorella, y nuevamente, mil gracias

Ire dijo...

Em treus un pes de sobre, de debò. I recorda que a mi, tan catalana com tu, m'ha estafat igual.
Però que els arbres no t'amaguin el sol ni ens facin barrejar-ho tot. I, sobretot, no em tornis a acusar de racista. A mi no.

Bones vacances.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

¡Ire! de verdad, calma. ¿Has leído las dos últimas frases de la entrada?

El bosque de árboles a los que te refieres lo plantó Pujol. Son árboles de una sola especie. Se me ocurre que podría ser Eucalipto: huelen bien pero son muy dañinos para el entorno

Yo también te deseo que pases unas buenas vacaciones, Ire

Salud y, a pesar de todo, un abrazo.

Ire dijo...

La lástima, Hablador, es que por más buenas intenciones que podamos tener tú y yo las cosas están como están, y eso lamentablemente es difícil de cambiar cuando nadie está dispuesto a ceder. La cuestión es alejarse un poco y verlo con perspectiva, creo. Las decisiones que tome cada cual son, lógicamente, cosa suya.

Ha sido un placer hablar contigo, a pesar de todo ;)

David dijo...

Soy uno de los que vio el enlace de Fiorella en el blog de Marcella y vino a leer tu entrada.
Tengo que decirte que, incluido el exabrupto del último párrafo, me ha encantado.
Y la discusión o debate que habéis tenido en los comentarios también.
Suscribo la parte en la que comentas que eres internacionalista y tu modelo de nación es aquella que no existe.
A mí me pasa parecido. Vivo en Bilbao y el tema del nacionalismo también lo he tenido que "capear" aquí durante años... También pasaba lo de que si no eras nacionalista vasco, eras nacionalista español... Pero claro, cuando decías que tanto la ikurriña como la bandera española son trapos, que no me consideraba español, ni tampoco vasco...pues dejabas descolocado.
Un saludo.

PD: Sobre el tema de nacionalismo, identidades y demás publiqué una entrada en mi blog, que era consecuencia precisamente de una de los blogs de Marcela: http://avueltasconlavida-edith.blogspot.com.es/2010/09/del-hilar-nada-fino.html...

Por si te interesa leerla:
http://safarinocturno.blogspot.com.es/2010/09/identidades.html

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Voy a visitar las dos entradas David

El día que superemos la identidad territorial y cultural como un hecho diferencial y visceral; el día que la entendamos más allá de lo folclórico y lo tribal y que la asumamos como una simple circunstancia producto del azar seremos un poco mejores, seguro.

David, gracias por pasar por aquí y por compartir ideas e inquietudes.


¡Salud!

Lansky dijo...

Estos son posts míos sobre el tema de este, por si interesan:

http://www.lansky-al-habla.com/2013/03/la-marca-espana.html

http://www.lansky-al-habla.com/2013/03/me-cago-en-la-patria-pero-amo-el-campo.html

http://www.lansky-al-habla.com/2013/07/mi-patria-y-yo-exabrupto-bonsay.html

http://www.lansky-al-habla.com/2014/04/yo-quiero-que-haya-referendum-en.html